Mejoras (Luna 3, Capítulo 14)

in #fiction3 years ago
Authored by @lanzjoseg

Picture

By StockSnap Foto tomada de pixabay.com


Capítulo 1, Capítulo 2, Capítulo 3, Capítulo 4, Capítulo 5, Capítulo 6, Capítulo 7, Capítulo 8, Capítulo 9, Capítulo 10, Capítulo 11, Capítulo 12, Capítulo 13


El humano se crispó, pero sus ojos permanecieron cerrados. Con cuidado, el Ceph retiró la jeringa larga y delgada del cerebro expuesto del humano. Se movió muy lentamente, para no causar ningún daño involuntario al frágil órgano. Si se equivocaba ahora, todo el trabajo de los últimos años se arruinaría.

Finalmente, el metal dejó el tejido sin ningún sonido audible. Con un suspiro de alivio, Pekok dejó a un lado la aguja y comenzó a volver a colocar la pieza del cráneo que había retirado previamente para tener un mejor acceso al cerebro de Félix. No quedan muchos procedimientos ahora, ya casi había terminado. Solo quedaban pequeños cambios ahora.

Con los años, había sometido a su leal servidor humano a través de una serie de sofisticadas terapias genéticas. Originalmente, su objetivo había sido prolongar la vida de su sujeto, pero con el tiempo se dio cuenta de todas las posibilidades que se abrían frente a él.

Los humanos no podían editar su información genética a voluntad. De hecho, habían pasado siglos tratando de desarrollar métodos con los que esperaban curar enfermedades, pero terminaron prohibiendo todo. ¿Por qué? Cuando Pekok le preguntó esto a Félix, la única respuesta había sido miedo. Los humanos tenían miedo de cambiar activamente sus propios genes y, en cambio, confiaban en las peculiaridades de la evolución. Hubiera sido divertido, si no hubiera sido tan triste. @suesa

La humanidad había desechado a sabiendas la única herramienta que podría haberlos hecho verdaderamente superiores a los Ceph porque temían las consecuencias. Miedo de que las personas creen lo que consideran un "sobrehumano". ¡Como si eso fuera algo malo! ¡Como si un ser humano superior no fuera la cosa por la que luchar!

No es de extrañar que tuvieran tanto odio hacia la realeza de Ceph y la población de Ceph en general. La evolución había proporcionado voluntariamente a Cephs lo que los humanos habían rechazado. Pekok se preguntó si sabían lo mal que habían arruinado su propio futuro. Lo dudaba. Ni siquiera la mayoría de los Ceph reales habían tenido la capacidad de pensar más allá de unos pocos cientos de años, y esa había sido finalmente su sentencia de muerte. ¿El mismo? Constantemente pensaba varios miles años en el futuro.

Si aún estaría vivo para entonces, era una pregunta que se le había ocurrido más de una vez, pero no creía que fuera tan relevante. Si muriera por circunstancias naturales antes de alcanzar su objetivo, no sería culpa suya. Pero ciertamente no sería el responsable de su propia desaparición, porque no había reconocido todos los resultados potenciales.

Después de unos cuantos puntos más, la cabeza de Félix fue reparada nuevamente. Su cabello rubio estaba pegajoso con sangre, ya que se había negado a dejar que Pekok se lo afeitara. El apego a algunas células muertas le parecía extraño a Pekok, pero él lo había aceptado. Significaba un poco más de trabajo para él, pero era necesario tener en cuenta la salud emocional de su humano. Y si necesitaba su cabello hasta la barbilla para ser feliz, que así fuera.

Felix necesitaría permanecer anestesiado unos días más antes de que Pekok pudiera despertarlo nuevamente. La mezcla que había inyectado en varias partes de su cerebro necesitaba hacer su trabajo lo menos posible por el movimiento.

Pekok había usado un método desarrollado originalmente por humanos, que habían usado para terapia génica antes de que fuera prohibido. Un llamado lentivirus con el ADN de interés sirvió como un sistema de entrega para las ediciones que pretendía hacer. Fue especialmente útil para él, ya que este virus podía infectar todo tipo de células y no estaba restringido a las células que ya no se dividían ni a las células que aún se dividían.

Especialmente en el cerebro humano, ambos se podían encontrar, aunque la mayoría ya no se dividía. Aún así, para hacer cambios duraderos, necesitaba alcanzarlos a todos.

Como resultado de su experimento, Felix debería volverse menos humano y adaptar más características similares a Ceph. La mayor inteligencia y ciertos patrones de pensamiento que generalmente no se encuentran en los humanos eran solo dos de las cosas que Pekok esperaba. Un híbrido, eso es lo que quería crear. Un ser perfecto Quizás incluso más perfecto que él.

Pekok no se engañó con la creencia de que era perfecto. Sabía que era mejor que la mayoría de los Ceph, y ciertamente estaba por encima de todos los humanos, pero siempre había margen de mejora. Aquellos que no reconocieron esto estaban destinados a fracasar.

"Quién sabe", Pekok le susurró a Felix. "Tal vez algún día, serás el padre de una nueva especie. Como Adam en varias de tus religiones humanas. Fue creado por otra persona también.” El pensamiento lo deleitó, ya que lo puso en la posición de Dios. Por qué no? Él * estaba * creando algo especial. El futuro.

Profundamente en sus pensamientos, se mudó a una habitación diferente. Los materiales de pintura estaban esparcidos por todo el piso. Recientemente había recogido el arte como una forma de darle a su mente una forma diferente de expresarse. Para su sorpresa, había comenzado a disfrutarlo realmente. Y según Felix, él era realmente bueno en eso.

Miró su última creación, un planeta quemado, que se separaba del interior. Lo había pintado para lidiar con la tonta culpa que ocasionalmente sentía. Solo habían pasado veinte años desde que había ordenado la muerte de todos los demás Ceph royal. No se arrepintió, ya que todavía sabía que había sido necesario. Pero una pequeña voz dentro de él parecía querer que se sintiera mal por eso.

Fue molesto.

Levantó el cuadro y lo colocó cuidadosamente en el suelo, apoyado contra la pared. Luego tomó un pincel. Una nueva idea apareció frente a sus ojos, inspirada en sus pensamientos sobre Dios y la creación.

"A Ceph, el creador de una raza humana nueva y mejorada", murmuró. "Ahora, esa es una religión que los seres del futuro deberían seguir".


Traducido por @lanzjoseg

Sort:  

Vaya cambiar el ADN humano, cuando eso llegue y el humano pueda cambiar y mejorar la raza, de verdad que esta novela se las trae súper futurista @suesa-spanish @lanzjoseg