¿Qué es el Amor? -La Ofrenda

in #historiacorta3 years ago (edited)

Pretender que tu cuerpo sienta no es lo mismo que sentir.
Puedes obligar a tu cerebro a pretender sensaciones imposibles ¿Pero cómo lograr la verdadera sensibilidad? Si tu corazón late por placeres lejanos al amor, a la lujuria, al odio. Si tu corazón late bombeando desesperado sangre sin magia, sangre sin vida, sangre que fluye aparentemente por tus venas haciendo que cada respiro marque un día más en el calendario de una triste vida vacía.
He viajado por miles de mundos, he observado miles de bestias, criaturas imposibles que siquiera un ser como yo podría imaginarse, pero sigo sin sentir aquellos que otros sienten…de mi especie, de otra, ellos dicen poseer un dolor extraño en su interior, una enfermedad desgarradora que los consume poco a poco, la cual hace que la conexión cerebro-corazón-acción se rompa por completo, una extraña injuria que, dicen, divide tu cuerpo y es tan letal como las misma muerte ¿Qué es eso que llaman “amor”? ¿Por qué habría de temerle con tanta intensidad?
¿Qué es eso que une a las familias y al mismo tiempo las corrompe? He escuchado que a eso le llaman “amor” también. ¿Qué es eso que sufren todos y todos ansían tener? ¿Es “amor” acaso? ¿Quién es Amor al que todos odian, temen y rinden pleitecía? ¿Quién es Amor? ¿Acaso lo conoceré algún día?
Quiero hacerlo.
Quiero saber, qué es eso de lo que todos hablan. Lo he intentado, he intentado abrazar, besar, no he distinguido entre hombre y bestia, entre seres de feminidad o masculinidad, he obligado a mi cuerpo a buscar por una pareja pronta a la muerte o el mito del matrimonio, pero no han surgido las tan esperadas “lágrimas de desdicha”
¿Acaso Amor está enfadado conmigo? Quiero hablar con él, decirle que mi intención es encontrarlo, sentirlo, pensarlo, aspirarlo, padecerlo, poseerlo, como quiera que se diga, pero lo quiero, lo quiero a él como el sediento al agua fresca de la mañana. Como las prostitutas a sus clientes, como Cristo a la Salvación de la humanidad…
Lo quiero como me han dicho que debería quererlo.
Pero jamás lo he logrado encontrar, al contrario, he arrastrado a mi sombra al enemigo jurado del amor, a su némesis eterna, a su falla, a su desespero, en mis pies se despliegan cadenas sin fin, las cadenas de la Muerte.

Muerte, esa llama silenciosa que te corrompe y acaba con tu alrededor, que decapita al amor con su guardaña de plata y sonríe en medio de la desdicha... ¿Será su causa de que Amor me repela? ¿Muerte acaso ha hecho que Amor me tema?

Conozco a Muerte, es mi compañera, una extensión de mi ser, un reflejo de mi alma. Muerte se ha encargado de despachar a todos en los que he intentado sembrar el Amor. Ninguno ha servido, no son útiles, ni para mi, ni para Muerte, así que ella se ha encargado de destrozarlos, de hacer rodar sus trozos por mi garganta, de darme ánimos para seguir en búsqueda de lo que es el amor...

He andado ya demasiado tiempo. Mis pies amenazan con consumirse por el calor y el dolor, mi corazón se comprime y mi pecho llora con intensidad lágrimas sudorosas.
Dejo atrás todo lo que un día me perteneció, dejo atrás todo aquel al que pude haber amado alguna vez. Dejo atrás a todos aquellos que me traicionaron, a todos aquellos que me lanzaron a las garras de la muerte, tras de mí se quedan sus lágrimas hipócritas, sus manos mugrientas, sus rostros deformes…dejo atrás a mis hermanos y progenitores, dejo atrás a los traidores.
La arena blanca se pega a mis labios resecos, la sal provoca ardor sobre ardor, dolor sobre dolor, desesperación sobre…muerte.
Espero la muerte.
Mis pies no dejan de avanzar pero siento mi cuerpo inerte, floto sin vida a través del mar de arena nebulosa, el polvo se alza y me ciega por completo, ya no siento nada, ni miedo, ni rencor, ni odio…todo se ha ido, todo lo he dejado…mi cuerpo avanza y siento como si una parte de mi se rompiera, se despegara y se desplomara.
Me he rendido al fin, no hay nada al frente, no hay nada detrás. Sólo el Astro Rey que implacable extiende sus rayos sobre mi cabeza. Lo observo a través del mar de polvo en el que estoy sumergido, pretendo abrir los brazos y ahogar mis últimas fuerzas en un grito patético, cuando el Astro comenzó a desaparecer tras una sombra gigantesca…
Un ser enorme se alzaba frente a mí, negro como la noche, cuyas manos huesudas se extendían hacia mi cuerpo, esas manos alargadas me recordaron mil historias que como vinieron se desaparecieron de mi mente, el ser permanecía inmóvil, doblado sobre sí mismo, observándome con un par de ojos brillantes…
Sonreí en mi último exhalo de alegría morbosa.
“Eres la muerte” susurré con alivio.
El ser detuvo sus garras. Entorné los ojos.
“¿No me temes?” dijo un a voz de mujer.
Fruncí el ceño, esa voz tan hermosa, tan suave y delicada, no pertenecía a aquél cuerpo sumergido en penumbra…la muerte, bajo aquél halo oscuro, seguro debía ser hermosa…
“No” exhalé “Llévame contigo” supliqué en tanto la angustia abordaba mi garganta.
La Muerte se mantuvo en silencio ¿Qué acaso ella también me abandonaría? ¿Había sido condenado, acaso, al rechazo constante de todo el que me rodea?
“Eres el primero…”susurró la muerte con tristeza…
Alzó sus garras otra vez, la neblina de polvo azotó con fuerza, haciendo que su túnica se alzara, la tela era invisible con la tranquilidad del viento en un comienzo, ahora el azote asemejaba retazos de piel despegándose de su cuerpo, el viento me golpeaba, pero la presencia anestésica de la figura frente a mi alejaba el dolor de sus pequeñas agujas…
Acercó aún más su garra, en forma de cinco filosas garras…poco a poco…mi cabeza se fue hacia atrás, llevándome dentro de un mar de negrura intensa.


Otro pequeño ha aparecido, otro sacrificio para mí, la bestia mortuoria. La bestia que busca a Amor.
El niño duerme, esta vez, han decidido encomendar en la cruzada mortal a uno de sus infantes. Siempre me habían ofrecido machos adultos, pero ahora, éste tenía la altura de un árbol en crecimiento, su rostro durmiente, quemado por los rayos solares excesivos, retrataba una madurez inverosímil para su edad, las pesadillas ocultas en su inconsciente parecían atormentarlo sin piedad.
Acerqué mis manos hacia su cabeza, acariciando aquellos lacios cabellos color bronce, sin duda, sin aquella suciedad, polvo y arena, tendría un color mucho más claro. La palabra “rubio” se introdujo entre mis leves conocimientos de la especie humana.
Muerte me hizo estremecer, susurrando palabras tentadoras: aquél chico sufría, y yo podría acabar con su tormento.
Sus ojos se aprietan, su rostro se deforma en una mueca de dolor. Muerte sonríe, mi ser mengua ante sus tentaciones…
“No he muerto…”susurra el pequeño, maravillándome, sus párpados continúan cerrados.
“No” susurré con voz seca. Muerte se enfurece, mi amiga ansía cobrar aquella vida.
El pequeño abre los ojos, llamaradas color olivo se encienden alrededor de sus pupilas. Mi corazón se estremece y mis labios tiemblan ¿Tanta inocencia y hermosura podría caber en tan pequeña cajuela?
El chico me observa, el niño continúa apático, jamás se sorprende. Me mira como si yo fuera alguien normal para él ¿Es ciego acaso? ¿Ve lo que realmente soy? Soy aterradora…eso dicen…eso proclaman ¿Qué ve este diminuto humano en mí?
“¿Por qué no me has llevado al Estigia?” tartamudea el pequeño. “Eres la muerte ¿no?”
“Mi amiga…es la muerte…”murmuro sin mucha convicción.
“Que su amiga me lleve” solloza. Incapaz de moverse más allá de aquel sitio, el pequeño humano se gira hacia mí, su respiración se acelera. “No quiero seguir andando…el monstruo…”
“Yo soy el monstruo” murmuro con tristeza.
El pequeño se queda en silencio…escucho como su respiración se entrecorta al intentar levantarse. Lo sostengo en brazos, en cuanto su cuerpo se inclina hacia adelante, su calor corporal me regresa hacia una época distante, oculta en mi memoria, pero nubosa para cualquiera, escondo al pequeño feto entre mis alas de hueso. Mi corazón late una y otra vez ¡Qué pequeños y frágiles son los hijos del hombre! ¡¿Quién podría abandonar a un ser así?!
“¿No me vas a comer?” llora el pequeño.
Callo, muerte me atormenta y mi corazón relampaguea.

Sort:  

Hola, ¿quién eres?
Has llegado a mí en un momento estelar. ¿Acaso tú eres también un discípulo de la Muerte?
Tu texto es hermoso y profundo. Me gustaría mucho saber un poco sobre tu inspiración .

Hola! Soy la chica del Celarg. Finalmente pude abrir la cuenta, escribí esto hace muchísimo tiempo y la verdad creo recordar que en ese momento de mi vida me sentía bastante sola, como si me hubieran dejado a merced de un monstruo. Y de allí salió ese fragmento.

Así que el texto viajó desde la soledad hasta mí. Al parecer las fuerzas del inconsciente siempre tienen su propia agenda.

Tu texto significa mucho para mí. Lo guardé sin perder un segundo, para poder volver a leerlo cuando desee en el futuro.

Espero que sigas siendo canal de inspiraciones tan importantes. Aquí seguiré leyéndote.

Sí, te recuerdo. Qué gusto encontrarte ahora aquí. Ojalá que Steemit te sea de provecho.

Por ahora no podré ayudarte demasiado con mi pequeño voto porque tuve que descapitalizar mis cuentas; pero pronto tendré suficiente SP en mi iniciativa de artes y humanidades. Entonces espero ser de más ayuda.

Puedes agregarte a los grupos de apoyo en Discord. Allí es donde los steemianos chatean, comparten información y sus obras. Steemit no posee chat privado.

Puedo recomendar algunos:
Cervantes https://discord.gg/HHa5pEW
La Colmena https://discord.gg/HhPp7KF
Mayvileros https://discord.gg/MSpYGVV
Templo https://discord.gg/GRQ6Rna

Pasea tranquila por las salas y lee las reglas de cada grupo (a veces varían) antes de publicar

Puedes contactarme si necesitas resolver alguna duda. Sé que la complejidad de la blockchain es desafiante. Mi usuario en Discord es @spirajn#3697 y en Telegram @spirajn.

Mis mejores deseos.

PD. Es tradición que los recién llegados publiquen una presentación de sí mismos, y le coloquen como primer tag "introduceyourself". Esas publicaciones son bastante vistas para darles la bienvenida a nuevos steemianos. Podría ser ese tu próximo post, y atraería vistas hacia este.

Congratulations @kcilustra! You have completed the following achievement on the Steem blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You published your First Post
You got a First Vote
You made your First Vote
You made your First Comment
You got a First Reply

You can view your badges on your Steem Board and compare to others on the Steem Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

Do not miss the last post from @steemitboard:

The Steem community has lost an epic member! Farewell @woflhart!
SteemitBoard - Witness Update
Do not miss the coming Rocky Mountain Steem Meetup and get a new community badge!
Vote for @Steemitboard as a witness to get one more award and increased upvotes!