Concurso de literatura La Abeja Obrera | La yerbatera, el sauco y las abejas.

in CELF Magazine3 months ago (edited)

Esta es mi participación en el Concurso de Literatura La Abeja obrera en su tercera edición, en homenaje al escritor guatemalteco Miguel Ángel Asturias.

La yerbatera, el sauco y las abejas


presentación del cuento.jpg

De niña su lugar preferido, donde acostumbraba pasar horas, era el fogón de la casa de su abuela. El aroma de las hierbas que ella utilizaba para darle gusto a la comida, la embriagaban. Con su vocecita aguda le preguntaba los nombres de cada una de ellas: perejil, cilantro, yerbabuena, menta, eneldo. Su abuela le decía que las oliera porque así las reconocería. Le parecía que ella hacia magia cuando las iba agregando, una por una, en el gran caldero humeante y se imaginaba a sí misma haciendo pociones para curar males de amor o para la suerte.

Los años pasaron y sus habilidades en el conocimiento de las hierbas que curaban, la habían hecho famosa en su pueblo. En su casa tenía un jardín donde había sembrado las que más conocía y utilizaba para ayudar a la gente de los alrededores; sábila, manzanilla, salvia, malojillo, poleo, tilo, llantén y no podía faltar la yerba mora, por si acaso una culebrilla, acompañada de un rezo y agua bendita.

SEMILLAS .jpg

Otras hierbas y cualquier otra cosa que necesitara, las buscaba en el bosque que bordeaba al pueblo y que se extendía hasta las montañas. A veces caminaba por horas para hallar la corteza de piñón, o las hojas de eucalipto.

Una mañana se levantó con una angustia en el pecho, tenía un mal presentimiento. Se fue a casa de su abuela y allí la encontró muy enferma. Estaba recostada en su mecedora. Una de sus hijas la cuidaba. Al verla su rostro se iluminó.

—¡Mi nieta querida!, acercarte para darte un beso.

—Abuelita que te sientes, no respiras bien.

—Ya estoy vieja y mi cuerpo está cansado, creo que ya es hora de abandonarlo.

—¡No digas eso!, te voy a preparar un jarabe con flores de sauco y miel de abejas, las que llaman angelitas, esas que se encuentran en la montaña. Ahora mismo salgo a buscarlas. Ya verás cómo te sientes fuerte de nuevo.

—¡No vayas mi niña! es un largo viaje y no sé si resistiré hasta tu regreso.

Pero la nieta no la escucho y emprendió el viaje. Horas de camino con la esperanza de hallar, lo que necesitaba. Encontró al sauco y estaba en flor, pidió permiso al árbol como siempre hacía y escuchó sorprendida un murmullo... regresa.

Fue hasta donde estaban las abejitas y encontró un panal, ellas revoloteaban a su alrededor. Les pidió permiso para tomar la miel, pero como respuesta, las abejas la atacaron haciéndola volver al camino.


abejitas.jpg

En ese momento, entendió que no podía hacer nada por el cuerpo de su abuela, pero si por su alma y volvió tan pronto como pudo. Y mientras lo hacía, sentía como si todo el bosque la animara a seguir.

separador brisa .jpg

Llegó a la casa y la encontró recostada en su mecedora, los ojos cerrados, el rostro pálido pero plácido y se le acercó.

—Abuela, aquí estoy. Tomó su mano y sintió un suave apretón. Estaré acompañándote, hasta que debas partir.

separador de sol.png

Muchas gracias por leer


POPURRI.jpg

Los dibujos son de mi autoría

Sort:  

Muy lindo tu relato, lleno de esquisitos detalles. Me encantó tu forma de narrar 😊👍

¡Hola!, me alegra que te haya gustado. Agradecida por tu gentil comentario. Un abrazo

Congratulations @popurri! You have completed the following achievement on the Hive blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You distributed more than 23000 upvotes.
Your next target is to reach 24000 upvotes.

You can view your badges on your board and compare yourself to others in the Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

To support your work, I also upvoted your post!

Hola @hivebuzz, muchas gracias por las buenas noticias. Saludos

De nada @popurri 😊🌹

Una forma de recordarnos que la muerte es un proceso natural de la vida, que no podemos cambiar ese esa situación límite, pero en cambio podemos ayudar a quienes deben irse a que su trance sea tranquilo. Gracias por tu participación.

Gracias @jesuspsoto por tu comentario. Así es, la vida y la muerte son procesos naturales. Un abrazo

Cruda realidad que le tocó vivir a la nieta.

Narraste el acontecer cotidiano,el curso de la vida que no podemos cambiar.

Me gustaron los dibujos. Me recordé cuando era niña que pintaba con acuarela y creyones. Bien hecho por rescatar ese arte manual en la era digital......

Suerte en el concurso!

Hola @katleya, gracias, me alegra que te gustaran los dibujos. La realidad es así, aunque con toques mágicos. Un abrazo

Hermoso relato, bien condimentado, no solo de hierbas aromáticas y medicinales sino de amor, mucho amor, solidaridad y gratitud; bien construida la historia que con muy pocos elementos mágicos nos eleva y contagia con la magia de la vida. Felicitaciones @popurri .

Hola @pelulacro, muchas gracias por tu comentario. Eso fue lo que quise transmitir en el relato, el amor a las cosas sencillas, la solidaridad entre las personas y el respeto a la naturaleza. Un abrazo y bendiciones.

Loading...

Encantador relato en el que la magia del amor y la naturaleza de unen, @popurri.
Me gustó mucho

Muchas gracias @mllg, me alegra que haya gustado, un abrazo


The rewards earned on this comment will go directly to the person sharing the post on Twitter as long as they are registered with @poshtoken. Sign up at https://hiveposh.com.

Un relato que nos recuerda que no podemos cambiar el curso natural de la vida y que empeñarnos en ello no funciona de nada. Me encantó esta historia. Mucho éxito en el concurso :). ¡Saludos!

Hola, muchas gracias por tu comentario. Es el curso natural de la vida que llega a un final y no sabemos que nos espera más allá. Me alegra que te haya gustado. Un abrazo

Me encanta tu relato, saber que su abuelita pudo admirar su esfuerzo guiado por el amor tan fuerte que se profesaban, y que no partió hasta verla llegar. ¡Felicidades! Gracias por compartirnos una historia cargada de tanta sensibilidad. Los dibujos me fascinaron. ¡Suerte linda! ¡Un abrazo!

Hola @annafenix, muchas gracias por tu lindo comentario, me alegra que te haya gustado el relato y también los dibujos que hice. Un abrazo y bendiciones.