Recordar es vivir!!! Brasil 2014!

in Cervantes3 months ago

Recordar es vivir!!! Brasil 2014!




Era el 2014 copa mundial Brasil, con un año de anticipación compre el pasaje y ahorre para el viaje, fui con dos amigos, todo fue una aventura, llegamos al aeropuerto de sao pablo, y nos consto salir del aeropuerto ya que no sabíamos nada del país y de la ciudad, cuando ya nos informamos más o menos que teníamos que hacer, salimos de una, me gusto el país, se parece mucho a mi venezuela, tanto en la forma de ser de los brasileños como la forma como se alimenta.


No nos quedamos muchos en la capital, salimos de una a Rio de janero, salimos del terminal principal; todo muy organizado y limpio no me puedo quejar de nada; el recorrido fue placentero, nada de hueco en las vías ni alcabalas de policía fastidiando a las personas.


Se sabe que venezuela nunca ha podido ir a un mundial desde hace mucho, por eso el venezolanos apoyamos siempre a nuestros vecinos, desde siempre, eso fue así, hasta que apareció La Vinotinto, el equipo de venezuela; Brasil o Colombia era los equipos que los venezolanos siempre le iban, yo en este mundial le iba a Brasil, que más podía pedir, estar en Brasil y no estar con los brasileños, era imposible.


Llegamos a Rios e janeiro, otro lugar desconocidos pero con la moral y el espirito alegre; lo primero fue buscar una habitación, ya la mayoría estaba muy escasa y muy caros, pero siempre dios lo ayuda a uno, unas personas que conocimos nos indicaron donde conseguir una habitación, pero precisamente no fueron unas habitaciones, fueron unas carpas en la platabanda de una casa, no me quejo, tenía todas la comodidades, comida y baño.




Ya con habitación, el objetivo era encontrar o tratar de ir a un partido, y sobre todo en el famoso Maracaná!, fuimos a unos de los últimos partidos que quedaba en ese estadio y en la semifinales; era el 22 de junio partido Bélgica vs. Rusia, no pintaba nada bueno, ya iba a comenzar el partido y no teníamos los boletos, los revendedores afuera del estadio pedía mucho, cuando se nos acercó un colombiano a ofrecimos tres boletos, eso rebuscamos la carteras, los bolsillos y le hicimos una oferta, pero nada; le llego una belga queriendo comprar dos boletos y no quiso tampoco; y de un momento a otro se le acerco me imagino que el ”jefe” y le dijo al vendedor “véndaselo a ellos”.




Se abrió el cielo, salimos corriendo y entramos al estadio! Eso fue una gozadera, nos sentamos en unos asientos que estaba desocupado para estar juntos, pero cerca del arco de los rusos, y justamente al final del primero tiempo metieron el gol los belga; no íbamos a ningún de esos equipos pero solo la sensación de gritar GOOOOOL en el Maracaná fue un sueño cumplido, los belga al final celebrando a lo grande y nosotros con ellos, fue lo Máximo.


La aventura continua en Brasil pero eso es otra historia…