Valiente Caballero. Defensor de Caracas.

in Olio di Balenalast year (edited)

Alonso Andrea de Ledesma, temerario caballero, ejemplo de dignidad, valentía e incuestionable sentido de pertenencia.

image.png

Fuente

     En Caracas, Venezuela, existe una anécdota histórica muy interesante que se presume pudo ser la inspiración de Miguel de Cervantes Saavedra para escribir su célebre Don Quijote de la Mancha, en 1605.

     Resultó que en el año de 1595 el pirata inglés Amyas Preston fue conducido por caminos secretos, a través del cerro El Ávila, hacia Caracas. Cuentan las antiguas crónicas que al conocerse la noticia y antes de la llegada del pirata, la mayoría de los habitantes de la ciudad colonial huyeron despavoridos por temor a ser sometidos o asesinados, pero un viejo valiente decidió darle frente a la situación, se trataba de uno de los fundadores de la ciudad, Don Alonso Andrea de Ledesma, quien al ver la amenaza, y sin nadie que lo acompañara, tomó su antigua armadura, su espada, montó a su viejo caballo y marchó solo a hacerle frente al temible invasor. Don Juan Vicente González, en un artículo de su autoría, titulado “Caracas” y el cual fue publicado en 1846, dice: “Apenas el anciano Alonso de Ledesma salió solo, tembloroso por la edad, pero valiente, en su caballo, acusando así a la juventud que debiera, por lo menos, acompañarle”. Otra crónica menciona el hecho de la siguiente manera: “Llegaron entonces los piratas hasta Santiago de León de Caracas, y los habitantes de la ciudad salieron despavoridos, huyendo de los piratas, solo un anciano tomó las armas, con armadura vieja en su caballo, con su lanza y valor, se lanzó sobre los piratas, ese anciano era Don Alonso Andrea de Ledesma”

     Se cree que los piratas al verlo trataron de ignorarlo pero el valiente anciano se arrojó con valor y dignidad sobre ellos, lo que obligó a los piratas a darle muerte, pero ante tal arrojo el jefe de la expedición, Amyas Preston, ordenó tomar el cadáver del valiente defensor de Caracas y darle cristiana sepultura con los honores correspondientes según los protocolos de la época.

     Don Alonso Andrea de Ledesma, elegante y valiente caballero, nació en la Villa de Ledesma, en España y llegó a Venezuela posiblemente por Coro, hoy Estado Falcón, en la década de los años cincuenta del siglo 16. Fue uno de los conquistadores que participó en la fundación de pueblos y ciudades y en acciones de guerra en contra de aguerridos caciques venezolanos como Guaicaipuro y también luchó en contra de españoles tiranos como Lope de Aguirre. Su amor por Caracas fue porque estuvo con Diego de Losada en su fundación, en 1567. Fue regidor, procurador y alcalde de la ciudad que defendió con su vida el 29 de mayo de 1595. Lástima que el ejemplo de dignidad, honor, valentía e incuestionable sentido de pertenencia del héroe solitario y defensor de Caracas, Don Alonso Andrea de Ledesma, haya desaparecido de la memoria de la mayoría de los venezolanos.


     NOTA: Mi esposa y yo tuvimos el honor de ser directores de la única Institución educativa del Estado Miranda que lleva su nombre.

Autor:@marcosmilano71