Los 6 Pasos Para Dejar De Postergar Y Alcanzar Tus Metas Y Sueños

in GEMS2 years ago

peakd.jpg


Los 6 Pasos Para Dejar De Postergar Y Alcanzar Tus Metas Y Sueños



En un blog anterior hemos hablado de los 7 consejos para poder vivir una vida más serena, calma y en resumidas cuentas una vida Mindfulness. Ahora bien, el séptimo consejo era el de no postergar las cosas. Realiza tus sueños ahora!

Te comentaba que cuando haces primero aquello que te causa mayor
resistencia, consigues traer más paz, tranquilidad, alivio y alegría
en tu vida.

También te contaba que es algo que me ha costado mucho poner en
práctica, y sé que decir: ¡hey procura no postergar! es muy fácil,
pero una cosa es decirlo y otra es hacerlo ¿verdad?.

Además muchas veces queremos conseguirlo pero no sabemos cómo.

Por eso hoy, mi querido amigo, mi querida amiga, te traigo 6 pasos
para que lo consigas. Así que sin más vamos a ello:

Ahora bien, te pregunto:

¿TE ENCUENTRAS POSTERGANDO LAS COSAS UNA Y OTRA VEZ?.

Si comienzas a reflexionar sobre ello, podrías darte cuenta de que tal vez pospones un poco más de lo que te gustaría admitir.

Y es que en el fondo, todos en mayor o menor medida somos culpables de alguna forma de dilación.

Quizás eres una persona muy trabajadora y no postergas nada en tu
trabajo. Quizás tu empresa funciona perfectamente, pero ¿qué me dices
de tu vida personal? ¿qué me dices de ese problema de espaldas que
tienes que nunca te lo haces ver? o de esa ganas de ir a un gimnasio
que siempre la dejas para más adelante, en fin…

Todos al final, nos entreguemos a una aunque sea pequeña
procrastinación de vez en cuando.

Y muchas veces caemos en esta trampa, porque a corto plazo no vemos
sus consecuencias, hasta que se vuelve demasiado tarde.

Una vez que se pierde el tiempo, se pierde, y con él se pierden todas
esas maravillosas metas que tenías en mente, ya sea a nivel
profesional o personal, ya sea ese sueño de tirarte en paracaídas o ir a trabajar en otro país por un tiempo.

El punto es que terminan siendo nada más que sueños que nunca se
convertirán en tu realidad.

Pero no te preocupes, porque no tiene porque suceder, las cosas NO
TIENEN por que ser así y para que esto no te suceda, y tus sueños se
puedan convertir en metas el primer paso es:

1) Confiésalo.



Simplemente admite que estás postergando las cosas. Reconoce que
podríamos decir que ese, es tu placer culpable al que no puedes
resistirte.

Y sé muy bien, que siempre hay cosas importantes que hacer. Pero por
una razón u otra, siempre terminas encontrando excusas ingeniosas para ignorar aquello que estás postergando. Cuando lo admitas pasa al
segundo paso.

2) Descubrir cuáles son tus disparadores.



Para ello, pregúntate:

– ¿Por qué postergas?
– ¿Cuál es la razón real?

No la razón que usas como excusa, sino la que hay detrás, esa que no
quieres contarte ni siquiera a ti mismo, a ti misma, ¿cuál es?

La dilación no surge de la nada. Si postergas es por una razón y esa
razón es una razón específica.

Y es esa razón, la que a menudo viene en forma de un desencadenante de algún tipo que te alienta a seguir conduciendo por la autopista de la dilación.

Entonces, para superar la dilación tienes que identificar estos
factores desencadenantes y detenerlos.

Aveces pueden ser cosas que están a simple vista como por ejemplo,
encender la televisión, comer fuera de horario o tener la mala
costumbre de revisar tu teléfono todo el tiempo.

Pero también puede tratarse de algún miedo que tengas en el fondo,
como miedo a intentar algo y no conseguirlo, es decir, miedo al
fracaso, miedo al éxito, miedo a hablar en público, etcétera.

La buena noticia es: que así como hay factores desencadenantes de la
dilación, también hay factores desencadenantes que inspiran la
motivación.

Entonces pregúntate también:

– ¿Qué te motiva?
– ¿Quién te motiva?
– ¿Cómo te sentirás cuando lo consigas?.

3) Anotar aquello que quieres.



Para superar la dilación, una cosa muy importante que necesitas, es
tener bien claro qué es lo que quieres.

Por supuesto que esta muy bien saber lo que uno no quiere, es
necesario, pero no es suficiente.

Aún más importante es saber y tener muy claro que es exactamente lo que queremos

Entonces pregúntate:

– ¿Cuál es tu objetivo?
– ¿Qué te gustaría lograr?
– ¿Cuál es tu meta para este proyecto o tarea en concreto en la que
está trabajando?

Saber lo que quieres, te ayudará a mantenerte enfocado/a en lo que hay que hacer.

Sin embargo, si saber lo que quieres, no te resulta suficiente para
evitar la dilación, entonces lo que tienes que hacer es describir las
razones por las que desea lograr estas cosas. Para ello pregúntate:

¿Por qué son importantes estas cosas?
¿Cómo son relevantes para mi vida?
¿Cómo va a ser mi vida?
¿Qué me permitirá hacer este proyecto o tarea?
¿Cómo quiero que sea mi vida?
¿Cuál es el valor que hay detrás de todo esto?

4) Considerar las consecuencias.



Una vez que has trabajado en el paso anterior, claramente ya entiendes el valor de lo que estás haciendo y toda la satisfacción que te traerá.

Ahora tienes que considerar por un momento las consecuencias de la
procrastinación y cómo eso afectará en tu vida a corto y largo plazo.
Es decir:

– ¿Qué es lo que vas a perder potencialmente si eliges postergar?
– ¿Qué es aquello que no podrás lograr si sigues postergando?

5) Desarrollar un plan de acción.



Ahora que tienes la motivación necesaria para empujarte y avanzar
hacia tu objetivo, es hora de que te concedas un momento para elaborar un plan de acción.

Esto, por supuesto, significa básicamente describir:

– Qué es lo que harás
– Cómo harás estas cosas
– Cuándo comenzarás exactamente.

Ahora bien, tienes que ser muy decisivo/a y preparar este plan de
acción rápidamente.

También otro tip que puedes aplicar cuando estés en este paso es,
hacer una lista de todos los beneficios y de como te sentirás cuando
consigas aquello que quieres y una lista con todas aquellas
interrupciones y disparadores que te han frenado en el pasado, así te
resultara más fácil evitarlos.

6) Vuelve tu propósito aun más claro y toma acción ahora.



Tienes que trabajar en ello con urgencia y propósito. Sin embargo, es
importante que no te esfuerces demasiado, y que no vayas demasiado
rápido.

Esto te puede parecer contradictorio pero no lo es, porque tienes que
considerar que vencer finalmente la postergación no es un maratón, no
es una carrera.

Para superar la dilación, debes romper los viejos patrones de
comportamiento y establecer nuevos patrones habituales que te inspiren a tomar medidas proactivas que sean consistentes hacia tu objetivo.

Es mejor que tu trabajo sea sostenido en el tiempo, que intentar hacer mil cosas hoy y dejarlo mañana o en una semana.

Lo importante es ser constante. Una cosa que puedes hacer es trabajar
en ciclos de 25 minutos y luego descansar durante 5 minutos.

Esta es, una muy buena manera de comenzar un buen ciclo productivo, un paso más hacia tus sueños.

AHORA BIEN, DESCANSA SOLO CUANDO HAYAS TERMINADO CON CADA CICLO, NO CUANDO QUIERAS DEJARLO. ESA ES LA CLAVE PARA VENCER LA DILACIÓN.

Si en cambio lo que quieres es ponerte en forma, por ejemplo es mejor
que primero salgas solo a caminar para tomar el hábito de salir cada
día a la misma hora y luego comenzar a correr progresivamente, en vez
de salir a correr hoy y hacer 5 kilometro, porque solo terminarás acalambrado, agotado/a y nunca más querrás salir.

En fin, ¡mucho animo mi querido, mi querida amiga.!

No hay recetas mágicas para superar la dilación. Se necesita ser
constante, tienes que tener enfoque y energía para liberarte de los
viejos patrones de comportamiento que te han impedido ser tu mejor
versión durante todos estos años.

Recuerda que tienes un potencial y una capacidad infinita, siempre hay algo más de potencial que esta sin explotar allí dentro para ser y lograr lo que tu corazón desee.

Entonces, deja de negarte la oportunidad de alcanzar tus sueños y objetivos.

¡Te mando un abrazo muy grande y espero y te deseo de todo corazón que estés muy bien y tus sueños se hagar realidad!.

Puedes seguirme aquí

YouTubelogo.png 👉 Twitterlogo.png 👉 BLOG3SPEAKLOGO1.png 👉 ACI1.png