Potencia petrolera sin gasolina. Crónica de cómo es surtir combustible hoy en Venezuela

in #hive-1484415 months ago
Empieza la travesía muy temprano desde la mañana, y todos en la aparente interminable fila de la estación de servicio nos hacemos la misma pregunta, ¿habrá gasolina hoy?

1.jpg
Larga cola en las estaciones de servicio se han vuelto habituales.

Y es que tal parece que una de las primeras víctimas del coronavirus en Venezuela fue la gasolina. Hasta antes de iniciar la cuarentena se podía ir a una estación de servicio y llenar el tanque del vehículo casi que gratis, era más elevado el costo de la propina que se le dejaba al bombero que dispensa el combustible que el precio del combustible mismo, un privilegio especialmente único del cual solo gozamos los venezolanos gracias a las inmensas riquezas en crudo con las cuales fue bendecido este país.

3.jpg

Y entonces, ¿Qué paso durante la cuarentena?

Cuando empezó la cuarentena social colectiva en Venezuela, empezó también a notarse la escasez de combustible; cuando salí a realizar mis compras para acatar la cuarentena pude percatarme que algunas estaciones de servicio estaban cerradas y que en las que permanecían aún abiertas había que realizar largas colas, pero esas colas no eran exageradamente largas y tras 30 minutos o un poco más tiempo de espera podías surtir el vehículo con gasolina. Luego comenzaron los rumores por los grupos de whatsapp, como todo en este país primero la información o “desinformación” circula por las redes sociales generando zozobra, se decía que unas pocas estaciones de servicio se abrirían para atender a efectivos militares, policiales y personal de salud únicamente.

Unas semanas después se dijo que se iba a racionar el combustible por número de placa del vehículo; bueno, me consolé diciendo que al menos podría cargar de gasolina una vez a la semana, pero mi alegría se esfumo cuando el día que me correspondía a pesar de haber llegado a la estación de servicio en la madrugada ya había cerca de 500 vehículos en cola, ¿Cómo era posible cuando estaba decretada una cuarentena?, aquí debía haber personas que pernoctaron desde el día anterior me dije, pero así mismo me arme de paciencia y empecé la vigilia por la gasolina.

8.jpg
Cola durante la noche para surtir gasolina.

Lo peor, después de ocho horas de cola, informan que se terminó el combustible! Tuve que regresar a casa solo con el dolor de cabeza por tener que aguardar tanto tiempo en el vehículo bajo el inclemente sol de la península. Unos días después un amigo me pide acompañarlo, le tocaría a él según el número de placa, intentamos hacer la cola con mayor anticipación a la que yo había previsto, por lo que llegamos a la estación de servicio cerca de las 6:00 de la tarde del día anterior, nuestra sorpresa es que en las inmediaciones ya uno 50 vehículos habían iniciado la fila. Entonces empezó un juego del gato y el ratón con la policía, ya que esta aparecía cada cierto tiempo para hacer valer la cuarentena social y obligarnos a marcharnos, pero todos los conductores solo se iban para dar una vuelta y concentrarse nuevamente en otra calle cercana al lugar. Así paso la noche, con rodeos y ratos de conversación con otros conductores, hasta que la mañana premio la tenacidad, aunque solo iban a surtir 30 litros de combustible pudimos convencer al bombero para cargar un poco más, y así compartimos el fruto del esfuerzo de ese día.

Los salvoconductos

Luego de eso se elimina esa media y se restringe aún más el racionamiento. Se implementan los salvoconductos, un documento especial que les permite a las personas como choferes de transporte público, de transporte de alimentos, pacientes crónicos y a comerciantes de productos de primera necesidad poder surtir de gasolina por las claras razones que explican su necesidad de trasladarse, así pude obtener el permiso para surtir gasolina, ya que un amigo con una empresa registrada incluyo mi vehículo en su lista.

Aun así, el periplo es el mismo, tener que madrugar para iniciar la cola. Esta fui a las 3:00 de la mañana a la estación de servicio a que me correspondía ir según la lista publicada, y ya había una larga fila de vehículos en las inmediaciones. Tomé mi lugar apague el motor y me acomodé en el asiento para esperar, solo esperaba no terminarme el plan de datos en el celular, ya que no me atrevía a dormirme en el lugar y mi única distracción era revisar las redes sociales. Hasta que al fin se levanta el telón de la mañana, y luego de salir a estirar las piernas y observar cuan larga es la fila detrás de mi vehículo, me sirvo una taza del café que me lleve para hacer más llevadera la espera; en ese momento comienza a moverse la larga fila.

4.jpg
Imagen de la cola a primeras horas de la mañana.

A un ritmo lento, poco a poco se desplazaban los vehículos, veo a personas empujar sus autos, supongo que ya se les termino el combustible o solo no quieren encenderlos para recorrer poca distancia. A ese ritmo comienza a verse de lejos la estación de servicio.

7.jpg

Poco a poco trascurre la mañana, y cerca del mediodía al fin estoy a punto de entrar a la estación de servicio, después de una larga espera pude cargar 30 litros de gasolina, lo máximo que fijo el gobierno.

2.jpg

¿Por qué estamos así?

A qué se debe está molesta sequia de gasolina en un país que fuera uno de los mayores exportadores de petróleo, y que para completar el panorama de la molestia espera, mientras hacemos la cola para surtir gasolina en el horizonte, tras la estación de servicio se puede divisar el Complejo Refinador Cardón, una de las que fuera las refinerías más grande del mundo.

9.jpg
Vista al fondo de la refinería Cardón.

Las fuentes que se pueden consultar señalan que la mala gestión de nuestra estatal petrolera acabo con su capacidad operativa para producir combustibles, por lo que el gobierno opto por importar los productos refinados a cambio de petróleo, pero con las sanciones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos se fue quedando sin socios para seguir con esta costumbre, y a eso se le suma un colapso historico del mercado petrolero provocada por la caida de la demanda mundial de crudo. En las acostumbradas cadenas televisivas las autoridades solo expresan cifras e informes sobre el estatus del coronavirus en el país, pero ninguno hace referencia al tema de la gasolina.

Por lo pronto lo único que sabemos es que la solución no esta cerca. Y este será el panomara en las estaciones de servicio en medio de la crisis por el covid-19.

6.jpg


Todas las imagenes son de mi autoría, realizadas con mi teléfono Samsung SIII.

Sort:  

¡Recibe Nuestro Apoyo Directo!

En el @Nucleo-fse estamos empeñados en acompañarte y facilitar tu experiencia Criptográfica.

Te felicitamos por crear contenido original y de gran valor para la plataforma.

Curador: @universoperdido

Te esperamos en el servidor de Discord: Núcleo- FSE

Si, esta es una realidad perturbadora la que se vive en Venezuela hoy día, son días desafiantes.