Mi experiencia viviendo en otro País 🇻🇪 ✌️🇵🇪

in GEMS2 months ago

Buenas tardes gente bella de hive blog, espero tengan un día excelente.

Hoy les quiero compartir mi experiencia viviendo en otro país, desde el primer día hasta hoy de la manera más resumida posible.

IMG_20210402_190017_579.jpg

Como todos saben nuestro país Venezuela está pasando desde hace años por una situación un poco compleja en distintos aspectos que ha ocasionado que tanto jóvenes como adultos tomen la decisión de buscar una mejor calidad de vida en otros países, empezando una vida desde cero por su bienestar y el de sus familiares.

En mi caso, nací en el año 1998 por lo que tengo toda mi vida viviendo una misma forma de gobierno que aún se mantiene, así que no podría opinar de un antes o un después porque tengo 22 años conociendo una sola forma de política, pero si puedo darme cuenta que no es la forma en la que quiero vivir ni mucho menos ver a mi familia pasar por necesidades innecesarias valga la redundancia.

Desde niña mi plan siempre fue viajar por el mundo así que tarde o temprano saldría de mi país, lo que no sabía es que sería antes de terminar mi carrera universitaria y tampoco por esas razones, de lo que no me arrepiento porque aún hay tiempo de lograr y aprender muchas cosas.

Sin más preámbulo, así comienza esta aventura...

InShot_20210403_130300322.jpg

El 01 de Julio del 2018, mi pareja y yo tomamos un avión desde la isla de Margarita hasta San Antonio estado Táchira, despidiendo con lágrimas en los ojos a nuestros padres y demás familiares pues ya no sabíamos cuando volveríamos a encontrarnos.

En Táchira nos estaba esperando una persona que nos ayudaría a cruzar la frontera de Venezuela-Colombia, la cual gracias a dios cruzamos con facilidad y acompañados de buenas personas que conocimos en el avión.

Una vez cruzada la frontera ya era más fácil respirar, pues sentíamos un peso menos y a la vez un paso más.

Con miedos empezamos nuestro viaje en bus, una sensación extraña pero divertida, con muchos sentimientos encontrados, tristeza por dejar a nuestra familia llorando, miedo de no saber que hacer y nos vaya mal, incertidumbre de como son las personas en otros países, pero también la motivación de lograr grandes cosas o de qué nos vaya bien, de comer todo lo que se nos antoje, de enviar dinero por primera vez a Venezuela, emoción de conocer otro país, otras culturas, tantas cosas acumuladas en un solo cuerpo, pero que al pasar de los días vas entendiendo y aceptando y por ende te vas sintiendo mucho mejor, además de conocer gente en el camino con el mismo objetivo que tú de salir adelante y lograr sus sueños, personas que te hacen sentir en casa y que hacen el viaje más divertido, con cuentos de maracuchos o el acento de los "Gochos" con todo respeto, que se te pega super fácil jejeje, yo por ejemplo salí de Venezuela siendo margariteña y llegué a Perú siendo, Tachirense jaja, pero en fin, al final del día sientes que vale la pena.

Luego de seis largos días por fin llegamos a Lima, agotados pero emocionados.


Screenshot_20210402-173021~2.png

Mi primera foto en Lima, llegamos en pleno invierno, la pasé muy mal con el frío pero me tocó adaptarme.

Nos recibieron unos conocidos, estuvimos un mes viviendo en un colchón en la sala hasta que logramos reunir algo de dinero para mudarnos solos.


InShot_20210403_130836410.jpg

Después de varios días caminando conseguí mi primer empleo, en un restaurante como anfitriona. Mi labor era recibir a los clientes del restaurante, ubicarlos en una mesa, organizar la lista de espera y reservas y ayudar a los mozos en caso que fuese necesario. Hice mis primeros amigos, la mayoría Venezolanos. Amistades que aún conservo y que fueron de gran ayuda en esos primeros meses tan dificiles.

No les puedo explicar lo feliz y emocionada que estaba...
Pues ya podía juntar dinero para mudarme y pagar nuestras cosas.


Luego de un mes en Perú, logramos juntar el dinero exacto para pagar una habitación super chiquita en la que no teníamos nada más que las maletas y unas sábanas, dormimos en unos cartones que lleve de mi trabajo y tampoco teníamos dinero para comer pero gracias a dios en nuestro trabajos nos daban el almuerzo y mis compañeros me daban su comida para llevarmela a mi casa y así comer en la cena. Igualmente estábamos super contentos porque pudimos pagar algo por nuestra cuenta y ser de alguna manera independientes.


El segundo mes las cosas empezaron a mejorar y pudimos comprarnos unas colchonetas y una cocina pequeña.

Y así cada mes era mejor que el anterior, pues logramos comprar las cosas básicas que necesitábamos, además de la comida, nuestros primeros teléfonos inteligentes jaja y enviar algo de dinero a Venezuela.


InShot_20210403_130030764.jpg

Conseguimos tiempo para salir con nuestros amigos y conocer algunos lugares de Lima.


Screenshot_20210402-173337~2.png

Luego en Octubre fue mi cumpleaños, salimos a una discoteca por primera vez, compartí con mis amigos, mi pareja y mi hermano una noche divertida.


Screenshot_20210402-173420~2.png

Llegó Diciembre, nuestra primera navidad lejos de casa. Nos reunimos en la habitación con nuestros amigos de Margarita, hicimos hallacas, ensalada de gallina, compramos un pan de jamón y con el aporte de todos logramos pasar una bonita navidad y por supuesto cada uno en su respectiva video llamada ❤️.


Screenshot_20210402-173443~2.png

Siete meses después cambie de trabajo, pues en el trabajo anterior me cambiaron el horario y mi sueldo bajó, el caso es que ya no era conveniente para mí y tuve que buscar otro empleo. Fui a este lugar en específico y ese mismo día me contrataron, era un Buffet Cultural en dónde servían todos los tipos de comida que puedas imaginar, Peruana, japonesa, china,italiana, parrillas, postres y mucho más...

Ahí empecé como bufetera, me encargaba de servir a los clientes postres y ceviches, además de la limpieza y demás actividades que se hacían en el área, luego estaba a cargo de el buffet, es decir tenía la responsabilidad de las reposiciones de los productos que se acabarán y de que todo funcionará a la perfección.

Y también aprendí a hacer Makis (sushi).


InShot_20210403_125701940.jpg

Conocí a personas increíbles, grandes compañeros con los que compartí muy buenos momentos.


Screenshot_20210402-174918~2.png

Llegó nuestra segunda navidad y como pueden ver somos las mismas persona solo que en una habitación diferente.


Screenshot_20210402-175126~2.png

Me hice mi primer tatuaje el 28 de diciembre día de los inocentes, con una artista increíble que ha ganado primer lugar en micro tattoo y en mejor tatuadora femenina y además es mi amiga desde que estamos en el liceo, pues ella también es de Margarita y hoy en día se encuentra en Perú tatuando en uno de los mejor estudios.


Screenshot_20210402-175233~2.png

Unos días después me hice mi segundo tattoo, también con un tatuador de Margarita y pues si no se los he dicho antes, se los digo ahora "soy adicta al café".


Screenshot_20210402-181136~2.png

Todo iba muy bien hasta que llegó la pandemia.

El domingo 15 de marzo saliendo del buffet nos dan la noticia de que pondrán cuarentena, 15 días que ya todos sabemos que se convirtió en más de 1 año. Sinceramente para esta fecha no tenía nada ahorrado pues los meses anteriores había tenido muchos gastos y recién en marzo empezaría a recuperarme nuevamente pero llegó la pandemia y sucedió todo lo contrario. En mi trabajo despidieron a todos los trabajadores pues al parecer no tenían para pagarnos, a mi pareja también lo botaron de su trabajo, solo teníamos para pagar un mes de alquiler y lo demás lo gastamos en pura comida, pero sin ingresos la comida se acaba y la fecha del siguiente mes de pago llega y no hay como pagar, de mi trabajo repartieron algo de comida como arroz y lentejas que fue lo que pudimos comer por un largo tiempo y la dueña de la habitación nos dijo que si no teníamos para pagar entonces tendríamos que desalojar, situación que vivieron muchos Venezolanos. Sin empleo y sin un lugar a donde ir la desesperación es más grande, tener que decirle a tu familia en Venezuela que estás bien cuando en realidad no es así fue una de las cosas más difíciles pero no éramos los únicos y eso nos daba fuerzas.

A un día casi quedar en la calle unos amigos que fueron a Margarita solo por 15 días y se quedaron atrapados, hablaron con la dueña de su habitación para que nos recibiera por un tiempo sin pagarle, gracias a dios la señora dijo que si y sin ningún problema nos recibió (las buenas personas aún existen).

Cómo no teníamos dinero para pagar la mudanza tuvimos que decirle adios a varias de nuestras cosas como las que ven en la foto y muchas más. Hicimos la mudanza caminando, de a poco, fueron 3 días de cargar cosas pero logramos tener un techo y no quedar en la calle.


InShot_20210402_184143609.jpg

Unos días después nos pagaron algo de nuestros trabajos y compramos algo de comida. Nos reinventamos y empezamos a vender empanadas por internet, gracias a dios nos fue muy bien y logramos pagar el alquiler y mantenernos, días después llamaron a mi novio de su trabajo por 15 días, también hizo unas mudanzas, luego lo llamaron de otro trabajo y poco a poco las cosas se empezaron a acomodar.


Screenshot_20210402-181654~2.png

A mí también me llamaron de mi trabajo, solo que ya no era un Buffet si no que vendimos sandwich, café, jugos naturales y pollo a la brasa, de 30 trabajadores solo quedamos 4.


InShot_20210403_125303603.jpg

Entre todos buscamos la manera de sacar el restaurante adelante pues era la única fuente de ingreso que teníamos a pesar de que el sueldo ya era a menos del mínimo, queríamos que las ventas subieran y nos quedabamos horas extras, hacíamos promociones, trabajamos algunos días sin pago y di mi aporte pintando estás pizarras para hacernos más visibles. Pero sin el apoyo económico de los dueños todo se acabaría.


Screenshot_20210402-180353~2.png

Una de las tantas cosas buenas fue que me acostumbré a ir en bicicleta a todos lados y ya tengo más de un año que no me monto en un bus.


Screenshot_20210402-175536~2.png

Luego llegó la tercera navidad, un poco diferente pues los amigos de siempre estaban atrapados en Margarita y ya nada es igual con todas las restricciones, así que nos fuimos a casa de unas amigas que conocimos en mi primer trabajo y pasamos un rato agradable, ya que en el nuevo lugar donde nos mudamos no nos permitían visitas por el Covid.


Screenshot_20210402-175553~2.png

Cómo siempre se hace lo posible por mantener la tradición y tener nuestro plato navideño en la mesa.


Screenshot_20210402-175930~2.png

Cómo era de esperarse el buffet cerró sus puertas y volví a quedar sin trabajo, la buena noticia es que mi novio seguía trabajando y ya la situación estaba más clara, ya no era algo nuevo y sabíamos cómo resolver.

Empecé mi búsqueda y conseguí uno de mis trabajos favoritos. En una cafetería, comenzó mi aprendizaje por el mundo del café.


InShot_20210402_183843240.jpg

Trabajé como barista durante 6 meses, aprendí cosas maravillosas de las cuales me siento muy orgullosa. Cómo por ejemplo hacer el arte latte que ven en las fotos y muchas cosas más.


Screenshot_20210402-181911~2.png

Me compré un aro de luz en una oferta por internet, porque quería hacer mis fotos y videos que tanto me gustan, siempre debemos mantener nuestro foco en eso que nos apasiona.


InShot_20210402_184345709.jpg

Así como en mis ratos libres me hacía maquillajes, peinados, deporte y bailes para mantener el enfoque.


InShot_20210402_182655293.jpg

Me reencontré con personas que tenía muchos años sin ver, estos son momentos hermosos que te hacen sentir en casa, siempre es bueno compartir un rato con personas que te nutren.


InShot_20210402_183357101.jpg

Y empecé mi último empleo, me salí de la cafetería porque trabajaba muy lejos y el agotamiento físico de recorrer 16 kilómetros diarios en bici y trabajar 11 horas era muy grande, además del cansancio pasaba demasiadas horas fuera de casa y sentía como mi vida se iba en solo trabajar y dormir, ya no tenía tiempo para hacer las cosas que me apasionan, así que me retiré y conseguí ese empleo en el que me desempeño como bartender, estoy aprendiendo cosas nuevas y sobre todo me queda más cerca y trabajo solo 3 días a la semana por el mismo pago y tengo tiempo para hacer las cosas que me gustan y compartirlas con ustedes aquí en hice blog.


InShot_20210402_183049511.jpg

Una de mis cosas favoritas de la pandemia es que empecé a hacer sesiones de fotos a distancia con mi mejor amigo, la mejor idea que se nos pudo ocurrir, algo que disfruto demasiado hacer, que amo hacer y me mantiene motivada en estos tiempos de crisis.


InShot_20210402_183623401.jpg

Lo otro bueno es que modele algunas prendas de ropa para un emprendimiento y pues eso es algo que también me disfruto demasiadooo.

Puedo decir que ahora tengo tiempo para hacer las cosas que me hacen feliz.


IMG_20210402_190017_579.jpg

Lo más triste de vivir en otro país es que ahora me comunico con mis padres a través de una pantalla y cuando no se va la luz.

Pero se que tanto ellos como yo entendemos que es algo pasajero, que más pronto que tarde nos volveremos a encontrar, ya sea en Venezuela, en Perú o en otro país.

El tiempo de Dios es perfecto y todo sucede en el momento indicado.

Yo me siento muy feliz de estar en otro país porque he logrado ser independiente, sin duda el semblante de mis padres cambió pues no es igual conseguir alimento en Venezuela para 4 personas que para dos, también siento que estoy más cerca de lograr mis sueños, he aprendido muchas cosas, eh logrado cosas que en mi situación en Venezuela se me hacía super más complicado y he aprendido a tener una mentalidad más optimista ante la vida.

Al igual que la pandemia me enseñó a valorar las cosas mucho más y a despertarme y salir de esa zona de confort en la que a veces caemos, saber que no nos podemos olvidar de nuestro objetivo y que por nada del mundo podemos dejar a un lado eso que nos hace feliz, aunque sea 1 hora al día debemos dedicarsela a esa habilidad que nos hace sentir plenos porque si nos acostumbramos a solo trabajar para otro se nos olvida nuestro objetivo y simplemente la vida se nos pasa.

La vida del inmigrante no es nada fácil, pero se que tampoco es fácil para el que decide quedarse, en cuál sea el lugar que te encuentres siempre lucha por lograr tus sueños.

Vinimos al mundo a ser felices y a dejar una huella positiva, es nuestra elección.

Está ha Sido en resumen mi experiencia en otro país espero, les haya gustado leerme.
Todas las fotografías y capturas son de mi autoría, realizadas con mi teléfono Xiaomi Mi A 3 y algunas con mi tablet.


Gracias por llegar hasta aquí, les deseo a todos una feliz tarde y sigan creando y haciendo cosas bonitas.

Un abrazo...

Los invito a seguirme en mi cuenta de Instagram

hildegartte

Sort:  

felicidades , eres un ejemplo de orgullo por las batallas vencidas, bendiciones y exitos