DIÁLOGO CON EL TRASPLANTADOR

in Literatoslast month

5.jpg


DIÁLOGO CON EL TRASPLANTADOR



     —Lo que yo quisiera, doctor, es medirme unos nuevos ojos —le dice al trasplantador la anciana Yamileidy, quien luce un cutis liso, terso y sin arrugas que le da un aspecto veinteañero que para qué te cuento. El milagro de reducir aquel siglo y pico de edad a una juventud lozana lo logró el trasplantador doctor Arizcoitía, en cuyo consultorio se encuentra en este momento.
     —Pensé que vería usted perfectamente, doctora, pues los ojos que usted lleva pertenecieron a un donante de apenas veinte años.
     —Yo veo perfectamente, doctor. Pero mi problema no es cuestión de eficiencia en la visión, sino de apariencia en la presentación ¿entiende? Lo que pasa, señor mío, es que mi vecina se ha mandado a trasplantar unos iguales y por eso estos no me hacen ya ninguna gracia; de tal manera que esa es la única razón por la que quiero probarme otros.
     —¿Tiene usted predilección por algún tipo en especial, doctora?
     —No, pues no; pero acabo de ver en una revista parisina que en esta época se están llevando mucho los de colores claros.
     —Ah. En ese caso creo que no tendré problemas en complacerla. Tengo dos pares verdes claro y un par azul cielo que son una monada.
     —Los verde claro me harían juego con mi nuevo coche traído del norte, construido especialmente para mí en Detroit por encargo de mi novio.
     —Están a su orden, doctora, aunque, por supuesto, podría usted revisar en los aparadores de las demás tiendas de otros trasplantadores para ver si tienen algunos que realmente la satisfagan.
     —Ah, eso no. ¡Jamás! Yo no me dejo trasplantar ni un pelo con otro trasplantador. No es porque usted esté presente, pero hay por ahí cada pirata... imagínese usted que un vecino mío, en días pasados perdió los dedos de las manos y un trasplantadorcillo común y corriente le puso otros diez.
     —¿Y se le cayeron?
     —No, doctor, los dedos pegaron perfectamente, pero el muy descuidado le puso cuatro en una mano y seis en otra.
     —Un error lamentable, por cierto.
     —¿Lamentable? ¡Garrafal querrá usted decir, doctor! Y sé de otros casos. Una amiga mía tenía un problema con su estatura. No era lo que se dice una enana, pero sí bastante chaparrita. Acudió a un trasplantador por ahí, escaso de imaginación, que en vez de trasplantarle unas piernas largas, como estoy segura de que lo hubiese hecho un veterano como usted, le trasplantó un cuello de cuarenta centímetros. La verdad es que mi amiga quedó más alta, pero lo que ganó en estatura lo perdió en figura. A otra amiga también la chasquearon. Un día le dio por cogerle ojeriza a los sostenes y decidió trasplantarse unos senos jóvenes, bonitos y erectos que pudiera llevarlos libremente sin nada para sujetarlos. Si le digo a usted que le pusieron unos senos feos mentiría. Eran unos senos preciosos. Unas obras de arte, diría yo, como solo puede esculpir esa escultora maravillosa que es la naturaleza. Eran, doctor, dos lindas teticas traídas de Senegal; pero mi amiga es rubia como el trigo y en su pecho pálido aquellas dos palomas negras delataban el fraude.
     —Comprendo, debieron haber usado un desmanchador.
     —Eso mismo creo yo.
     —Y dígame usted una cosa, doctora. ¿Aparte de ojos requiere usted de alguna otra cosilla que trasplantar?
     —No, creo que no. Casi todo lo llevo nuevo.
     —Claro, claro. Si ni siquiera hace dos meses que le hicimos a usted unos cuantos transplantes.
     —Mes y medio, para ser exactos. El día de mi cumpleaños. Mi novio se empeñó entonces en regalarme vísceras nuevas y... pues, se fajó usted como los buenos a cortar y coser.
     —Fue un honor. Le pusimos a usted lo mejor que existía en las tiendas de órganos: un hígado fresco y joven, un bazo, pulmones... ah, y también corazón. Sí, le pusimos un corazón también. Pero, no recuerdo bien, creo que también le hice algo de aparato digestivo, ¿el estómago?
     —No, doctor, el estómago me lo había trasplantado un semestre antes. En mi cumpleaños usted solo me puso el intestino delgado.
     —¡Ah, sí! Hermoso intestino delgado le pusimos. Y no es por alabarme, que es feo la inmodestia, pero en esa ocasión quedé lo que se llama "lucido", podría garantizarle a usted que lo que lleva dentro es pura juventud.
     —Así es. Lo único que aún me queda original es el cerebro.
     —Hasta que usted lo desee, doctora, pues cuando guste puedo trasplantarle uno nuevo.
     —Ganas no me faltan, pero es que llevo ahí tantos recuerdos y tantas impresiones y tanta información acumulada durante tantísimos años que lo último que haría sería perderla.
     —Es cierto. Al eliminar el viejo cerebro la información que contenga queda dentro de él y el nuevo que lo sustituya comenzará a grabar a partir del momento en que se active; pero le aseguro a usted que muy pronto la ciencia nos marcará el camino para hacer un back up de la memoria de un cerebro obsoleto para grabarla en un cerebro nuevo. Así podríamos, por ejemplo, copiar el cerebro de Albert Einstein, por señalar un caso, y grabarlo en otros cerebros jóvenes. Imagínese la bola de genios que tendríamos en las calles.
     —Sería maravilloso; pero creo que es hora de irme. Hemos hablado tanto que pensará usted que estoy probando la lengua, a marcha forzada, para ver si es buena.
     —Claro que es buena, como que se la trasplantamos nosotros hace un año.
     —Volveré pronto a medirme esos ojos verdes claro.
     —Cuando guste, doctora, cuando guste.

= = = 0 = = =

Dibujo y texto de @tomasjurado
Gracias por sus lecturas

Sort:  


The rewards earned on this comment will go directly to the person sharing the post on Twitter as long as they are registered with @poshtoken. Sign up at https://hiveposh.com.

Congratulations @tomasjurado! You have completed the following achievement on the Hive blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You distributed more than 100 upvotes.
Your next target is to reach 200 upvotes.

You can view your badges on your board and compare yourself to others in the Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

To support your work, I also upvoted your post!

Check out the last post from @hivebuzz:

Feedback from the September 1st Hive Power Up Day
Introducing the Hive Power Up Month - Let's grow every day!

Enhorabuena. Has recibido apoyo The Creative Coin Fund.

Copy of Copy of Freewrite 40Day 1100 (1).png

Manual selection by @jesuspsoto.