Relato: Súbitas realizaciones

in Literatos23 days ago

Relatos relacionados

Un encuentro tenso

Recuerdos de confrontaciones amargas

image.png
Fuente de la imagen: Pexels

Sentados en una cafetería ubicada en el centro de Amarna, capital del planeta Folka, Juliana Potosí miró a Janos Caracalla con una mezcla de indiferencia, desdén, y algo parecido a la lástima. Saber que aquél hombre muy sarcástico había terminado décadas de amistad con su marido, Marcus Junius Vetala, le generaba cierta incomodidad. Tal parecía que Caracalla la culpaba de haber arruinado su amistad, aunque él dijera lo contrario.

Bebiendo su último sorbo de café, Juliana asentó su taza y le dijo, con una mezcla de desafío y franqueza, estas palabras: "Un corazón roto. Ese es el resultado de un matrimonio que nunca fue bien avenido, en donde el amor, la compasión y la timidez son vistos como debilidades y no como parte de la naturaleza humana. Esa súbita realización llegó a mí desde el primer mes del matrimonio con Marcus".

Desviando la mirada hacia las calles, llenas de algarabía, Juliana agregó: "Sabía que lo único que me iba a traer ese matrimonio eran desgracia y muerte. Debo confesar que muchas veces había considerado correr el riesgo de abandonarlo de forma abierta, sabiendo que me condenarían a no ver la luz del día en uno de esos malditos conventos... Esa noche, Janos, estuve a punto de escapar. Estuve a una de abandonarlo todo, pero Marcus se me adelantó de alguna manera".

Janos suspiró. Mirándola a los ojos con una mezcla de honestidad y compasión, dijo: "Oficialmente, él no es culpable del intento de asesinato. Ha demostrado su inocencia con pruebas y testimonios concretos".

"Cualquier infeliz con dinero puede demostrar su inocencia; basta con sobornar a unos cuántos y ya tiene los testimonios".

"Muchos, incluyéndome, pensamos igual pero no hay forma de demostrarlo a pesar de que existen indicios de que podría ser culpable en complicidad con Helena. Su reacción a tu supuesta muerte es el primer indicio, pues el hombre no guardó el luto esperado. De hecho, me atreví a sugerir que le habrá pagado a alguien para llevar a cabo el intento de asesinato. Lo negó, como es natural en alguien que se enoja cuando se da cuenta de que le descubrieron".

"Supongo que el emperador también lo pensó así, pero lo dejó pasar por su querida Helena".

"No niego que haya sucedido eso. El emperador me ordenó darle carpetazo, sabiendo que la presión popular era descomunal".

Juliana reflexionó con detenimiento. Vanya, una amiga suya que vivía en la Periferia, le había referido aquella situación en una de sus misivas. A Janos y Marcus ya no se les veía unidos como antes; no se dirigían la palabras nada más que para lo estrictamente necesario. Si Janos sabía que Marcus era el autor intelectual y no existían pruebas en concreto, eso quería decir que Marcus había procurado borrar todo rastro de culpabilidad con ayuda de Helena; por ello Janos tenía dificultades para probar su culpabilidad si quería hacer las cosas bien.

"Entonces no hay nada más por hacer... Excepto esperar a que la verdad se decida a salir", sentenció la joven con solemnidad.

Sort:  

Literatos-estatico.jpg

Esta publicación ha recibido el voto de Literatos, la comunidad de literatura en español en Hive y ha sido compartido en el blog de nuestra cuenta.

¿Quieres contribuir a engrandecer este proyecto? ¡Haz clic aquí y entérate cómo!

¡Muchas gracias por el apoyo, @es-literatos !

Congratulations @vickaboleyn! You have completed the following achievement on the Hive blockchain And have been rewarded with New badge(s)

You have been a buzzy bee and published a post every day of the week.

You can view your badges on your board and compare yourself to others in the Ranking
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

Thank you, @hivebuzz !

You're a machine @vickaboleyn! Your daily posts are making a big impact and keeping Hive buzzing.