Mamá, yo quiero saber ¿De dónde son los Tequeños?

in #spanish4 years ago

¡Hola Steemit!

Para el día de hoy he querido hacer una publicación sobre uno de los platillos más importantes de la gastronomía venezolana: El Tequeño. Seguro que es la primera vez que un usuario escribe sobre los tequeños en Steemit, ¿verdad?. Bueno, espero que los datos aportados en esta publicación sean de su interés.

En Venezuela llamamos “pasapalos” a distintos aperitivos que se ofrecen durante una reunión o fiesta. El más popular de los pasapalos venezolanos es el “tequeño”, un suave y dorado bocadillo que en su presentación más común puede medir aproximadamente 5 cm de largo y que también podemos verlo en sus presentaciones de mayor tamaño (entre 25 y 30 cm), que es la versión que se suele encontrar en cafeterías, panaderías y expendios ambulantes de comida.

Crédito de la imagen: Recetas 360


El tequeño es un aperitivo frito, de forma cilíndrica y se hace con una pequeña barra de queso semiduro que se envuelve en tiras de masa de harina de trigo. Actualmente existen versiones horneadas, así como también tequeños con otros rellenos, tanto dulces (dulce de leche, mermeladas, chocolate) como salados (jamón, champiñones, mariscos) y dips que van desde los más comunes hasta salsas dulces a base del jarabe de la caña de azúcar y otros frutos de la región. También existe el tequeyoyo, de origen zuliano, el cual está relleno de plátano maduro y queso, lo cual le da un sabor dulce. Aunque según, el periodista y columnista venezolano especializado en gastronomía, Miro Popic, todas estas variantes, “son desviaciones ideológicas que contradicen los preceptos fundamentales del tequeñismo”.

Tequeños de ChocolateFuente


El tequeño, es uno de los máximos representantes de la gastronomía venezolana, al punto de ser servido en todos los agasajos realizados en embajadas y consulados del país a lo largo y ancho del planeta, dándole un toque internacional a aquella frase popular venezolana que dice que “fiesta sin tequeños no es fiesta”. Y es cuestión de relajarse e imaginar a los representantes diplomáticos de otros países “echar ojo” a las bandejas, en busca del rey de las reuniones venezolanas.

El origen de esta receta, al igual que su denominación, no está definido con seguridad histórica. En Venezuela se manejan tres hipótesis. la más conocida y difundida es que son originarios de la ciudad de Los Teques, actual capital del estado Miranda, localizada a 30 km de la ciudad de Caracas.

Esta teoría, respaldada por numerosos cronistas de la época, afirma que se inventaron en el siglo XX a mediados de los años 20, por la mayor de las hermanas Báez, Josefina Hernández de Oviedo, cuando tenía 15 años. El profesor Rafael Cartay, uno de los escritores en materia gastronómica más emblemáticos de Venezuela, en un artículo publicado en el sitio Web de la Agencia Venezolana de Noticias (Al momento de la publicación el enlace no estaba disponible, pero fue utilizado como referencia en este artículo de Wikipedia ) y que, relata de esta forma el origen de este delicioso aperitivo:

En principio se les denominó enrolladitos de queso y a partir de la década del 60 de ese mismo siglo como tequeños; se había popularizado no solo en el área de Los Teques sino también en Caracas, La Victoria y Las Tejerías gracias a los distribuidores de Los Teques.

Las Báez se establecieron en Los Teques provenientes de Caracas y durante una fiesta que brindaron repartieron una botana nueva y original elaborada con una pasta de trigo la cual envolvía un trozo de queso. Era una botana más, no tenía nombre, pero fue todo un éxito. Se corrió la voz y se empezaron a hacer famosos esos pasapalos dorados y llenos de sabor. Hasta el General Gómez era uno de los fanáticos de esa creación culinaria que para aquel momento se consideraba todo un lujo y en sus fiestas y meriendas no podían faltar. Cuando Las Báez o los enviados por ellas a Caracas llegaban a la estación del tren en Caño Amarillo cargados de esas botanas la gente decía: “¡Llegaron los tequeños!” refriéndose a la gente de Los Teques y con el tiempo ese fue el nombre del pasapalo per secula seculorum

Tren del Encanto. Los Teques - VenezuelaFuente


Otra de las que teorías que ha cobrado mucha fuerza, es la del origen caraqueño de los tequeños. Esto gracias a los numerosos escritos del profesor Gerónimo Yerena, entre los cuales destaca el artículo publicado en el blog Venezuela de Antaño, y que si bien no define con claridad un origen específico basa su hipótesis en la existencia de una localidad, ya desaparecida, llamada “El Teque”, fundada por canarios y ubicada en el corazón de Caracas y que, debido a su nombre, a menudo se le confunde con la capital mirandina.

Otra región venezolana que se atribuye el origen del tequeño, es la del Zulia. Aunque menos documentada que las anteriores, esta hipótesis señala que la receta fue creada en la Villa del Rosario, por un italiano a mediados de siglo XX, cuando decidió aprovechar las generosas cantidades de derivados lácteos producidos en la zona, para crear bocadillos pequeños de queso cubierto con retazos de masa para calzones.


Pero si a estas alturas crees que todo queda allí, pues, nada más alejado de la realidad. Cómo toda maravilla culinaria, el tequeño tiene quien se atribuya su origen en cualquier rincón del planeta. Desde hace algunos años ha surgido la idea de que el embajador gastronómico de Venezuela, es de origen peruano. En el artículo antes señalado, el profesor Miro Popic, hace un pequeño relato al respecto:

Tengo en mi poder tres libros de cocina peruana donde aparecen diferentes versiones de tequeños, llamados generalmente “tequeños limeños” y si investigan en Internet se encontrarán con decenas de páginas de cocina peruana donde se habla de ellos como creación propia. Hay incluso un sitio de “auténtica cocina peruana” que los pone como muy antiguos en Perú.

La receta peruana se prepara con masa wantán (similar a la de elaborar dumplings), admite originalmente rellenos más variados, y el resultado es un aperitivo alargado, disparejo y menos prolijo que la receta venezolana. El sitio Web acomer.pe define a los tequeños como “de origen venezolano”.

Tequeños Peruanos. Fuente


A continuación, la receta tradicional del tequeño venezolano:

Ingredientes (Para 4 personas)

  • 500 gramos de Harina de trigo.
  • 1 cucharada de sal.
  • 1 taza de leche.
  • 5 cucharadas de mantequilla.
  • 750 gramos de queso blanco.
  • 1 litro de aceite vegetal.

Preparación:

  • En un bol colocar la harina, el huevo, la leche, la sal y el aceite. Mmezclar hasta lograr una masa homogénea sin grumos. Reposar durante 20-30 minutos (la masa se puede preparar con anticipación y se puede enfriar en el refrigerador hasta que esté lista para usar).

  • Estirar la masa con un rodillo, hasta que lograr un espesor de 2 mm aproximádamente. Luego cortar tiras de 1.5 a 2 cm de ancho.

  • Cortar el queso en barritas o bastones de 1 cm de grosor.

  • Enrollar el queso con las tiras de masa. Ajustar bien los extremos para evitar que se abran en el momento de la cocción.

  • Crédito de la imagen: Recetas 360

  • Calentar el aceite en una sartén o caldero para freír. Probar la temperatura del aceite con trozo pequeños de masa. Agregar los tequeños y cocinar con el fuego medio hasta que estén dorados.

  • Comer a temperatura ambiente


  • Si bien es cierto que deben existir miles de publicaciones sobre los tequeños, espero haber realizado algún aporte interesante acerca de los datos más importantes de este bocadillo. Ha sido un gusto para mí realizar esta pequeña investigación. Espero que haya sido de su agrado y una vez más mil gracias a todas las personas y comunidades que se toman un minuto de su tiempo para leer las publicaciones de esta humilde pastelera y novel steemian. ¡Un fuerte abrazo!
    Sort:  

    Realmente por analogía, la teoría que más puede ser cercana a la realidad es la de que fueron creados en la ciudad de los Teques, es decir que su nombre puede salir haciendo analogía a ese nombre. Interesante post @yovanache

    Gracias... Hay mucho material, sobre este aperitivo venezolano. Ciertamente, por el nombre del bocadillo y el genitilicio de los habitantes de Los Teques, es muy fácil inferir su origen. Pero es sorprendente la cantidad de regiones que se lo atribuyen. ¡Saludos!