ADSactly Kids/Teens Corner: Short Stories: The Dance Of Fire - Fortaleza de Chipude - Full Spanish Version

in #writelast month

Fortaleza de Chipude

La Fortaleza de Chipude es un accidente geográfico de la isla de La Gomera ubicado en la zona de Chipude en el municipio de Vallehermoso. "Fortaleza" es el nombre que reciben determinadas montañas, de paredes rocosas y cima más o menos plana, asemejadas a un baluarte.

Personajes

Mifaya

Conocido por ser el nombre de una princesa, hija de Ayoze, rey de Jandía. Su origen radica en Fuerteventura, pero fue llevada en secreto a La Gomera por su nodriza.

Jonay

Príncipe de origen guanche que habitó Tenerife, entonces conocida como la tierra del fuego.

La Danza del Fuego

El cielo nocturno estaba iluminado con estrellas centelleantes, brillando en su oscuro abismo. Las sombras magníficas se veían gracias al brillo de las estrellas penetrantes, mostrando al mundo que se trataba de un entorno espléndido. La belleza intocable de La Fortaleza de Chipude con sus enormes e imponentes montañas era un lugar que podía detener el aliento de una persona simplemente disfrutando de sus vistas.

Había muchos pueblos que rodeaban a estos bueyes montañosos. Estos pueblos mantendrían para siempre en su memoria la triste y trágica historia que ocurrió aquella noche durante La Danza del Fuego, festival bien conocido y celebrado en aquellas aldeas para recordar con dolor a los amantes de la Cruz Estrellada, Mifaya y Jonay.

Jonay era un príncipe de fuego con una sonrisa encantadora y un largo cabello rojo rubí, y Mifaya era una princesa de enorme belleza que tenía los ojos penetrantes de color azul y el cabello rubio y desgastado por la arena.

Mifaya se acercó esa noche a un mirador y reflexionó sobre su magnífico entorno. Siempre le había encantado la belleza intocable de La Fortaleza de Chipude con sus gigantescos montes. Era un lugar que alentaba su tendencia a sentirse libre, pero también la hacía sentir como si estuviera en una prisión; incapaz de explorar más lejos de su pintoresca aldea. Nadie lo visitó, o incluso, llegó a este lugar, solo los nativos lo conocían.

Los visitantes eran muy poco frecuentes en La Fortaleza de Chipude. Mucha gente huyó de este lugar, así que imagínense a los aldeanos sorprendidos cuando un hombre llegó al pueblo declarando que era el príncipe heredero. Todos estaban inquietos, debatiendo si realmente debían creer al hombre extraño. Mifaya se enteró de la noticia y estaba muy emocionada de conocer a alguien nuevo.

Mientras corría por el bosque de hoja perenne, Mifaya tenía la misión de ir a la plaza del pueblo para encontrarse con este extraño.

Cuando Mifaya llegó, la simple visión de ese hombre la dejó sin aliento. Esa persona era perfecta. Tenía en sus ojos una mirada especial que acompañaba con una sonrisa encantadora, cabello rojo rubí, ojos negros como el carbón y una vestimenta adecuada para un rey. Se había acercado al hombre y le había dicho una palabra que cambiaría su vida "Hola". El hombre la miró con una sonrisa y respondió: "Hola a ti, señorita encantadora". Con eso su corazón había dado un vuelco.

El hombre había dicho que se quedaría en su pueblo por un tiempo. Sin dudarlo, Mifaya comenzó a hablarle y él le dijo que se llamaba Jonay. "Jonay", ella se había estremecido con asombro, "¡No puedo esperar para conocerte!"

Su relación se desarrolló muy rápidamente. Todo comenzó con la fascinación y luego los sentimientos fueron más profundos ¡Amor! No ocultaron su afecto mutuo ante el pueblo. La noticia del floreciente amor entre ellos dos se había extendido por el pintoresco pueblo. Los aldeanos comenzaron a referirse a Mifaya y Jonay como "los amantes de La Cruz Estrellada".

Jonay quería darle un regalo a Mifaya para demostrar que la amaba. Eligió entregarle el collar de su madre que estaba hecho de rubíes que brillaban bajo las estrellas y salió a buscarla. Cuando Jonay logró encontrarla le dio el regalo diciendo "Esto es algo especial para mí y tiene un espacio importante en mi corazón, y deseo dártelo, mi ángel". Mifaya había aceptado el hermoso regalo y prometió no quitárselo nunca.

El pueblo bullía con el próximo Festival de Fuego. Era una fiesta gigantesca, celebrando un año más de la existencia de las aldeas. Todos sus habitantes se sentarán en un claro enorme alrededor de una bomba gigante y bailarán, cantarán, contarían historias y simplemente pasarían un buen rato.

Habían pasado meses desde que conoció a su encantador príncipe, Jonay. Había una relación cada vez más profunda con cada día que pasaba. Pero Mifaya comenzó a sentir un poco de duda acerca de estar con el encantador príncipe, que tenía el pelo rojo rubí.

Mifaya no podría estar con Jonay. Ella solo lo estaba reteniendo el resto de su vida. Mifaya se dio cuenta de que era el príncipe del fuego, y cuando llegara el momento se convertiría en rey; necesitaría una reina. Mifaya pondría en peligro a todos, especialmente a Jonay con su secreto.

La razón por la que la dejaron en el pueblo para no irse nunca fue porque su cabello era especial. No solo era la única guanche que tenía el cabello rubio arenoso, en realidad eran pequeños hilos de oro. Lo había presenciado antes, la muerte. Sus padres habían sido asesinados tratando de protegerla. Mifaya no quería que esto volviera a suceder, y menos aún a Jonay.

Mifaya llegó a la conclusión de que no pondría a Jonay y su gente en problemas, o en peligro con la posibilidad de que él pudiera morir.

Con esta decisión, Mifaya se dirigió a buscar a Jonay. Ella sabía que él estaría en el banquete del fuego, así que arrastró su cuerpo para romper el frágil corazón de Jonay.

Entonces vio algo en la distancia, o más bien a alguien. Era la figura de Jonay.

Mifaya tragó saliva y miró su propio reflejo. Tenía la piel bronceada por el sol, era tímida y, a la vez, segura de sí misma y tenía unos hermosos ojos penetrantes de color azul y el cabello rubio muy desgastado por la arena. Sus amigos la veían como un ángel abundante y alegre. Era audaz y confiada, pero incluso con estas cualidades, no estaba preparada para lo que Jonay tenía guardado para ella ese día en el Festival del Fuego.

Las estrellas bromeaban como sonrientes lagartijas, haciendo que Mifaya se sintiera inestable. Mifaya agarró el precioso collar brillante que él le había regalado y con delicadeza lo masajeó con sus dedos.

Cuando Mifaya se iba y Jonay se acercaba, pudo ver el brillo ansioso en sus ojos.

Jonay miró con afecto y amor a Mifaya. Dijo en voz baja: "Te amo y quiero que vengas conmigo y escapes de esta aldea pintoresca".

Mifaya miró hacia atrás, aún más inestable y todavía tocando el collar brillante. "Jonay, no podemos estar juntos, pero siempre te amaré", respondió ella.

Se miraron con tristeza envolviendo sus sentimientos. Permanecieron juntos en la sombra al margen del salvaje Festival del Fuego, que con su música mágica inundaba el entorno.

Mifaya estudió la encantadora sonrisa de Jonay y peinó perfectamente su cabello rojo rubí, lo que hizo que su respiración se detuviera. Finalmente, ella respiró hondo. "Lo siento", comenzó Mifaya en tono de disculpa, "pero no siento lo mismo, y nunca lo haré. Simplemente no te amo Jonay".

Los ojos de Jonay detectaron una mirada de Traición, sintió el dolor de sus emociones crudas como una herida que nunca se cierra y que se abre cada vez más con el paso de los días.

Mifaya realmente pudo escuchar el corazón de Jonay rompiéndose en 5605 pedazos. Luego él se apresuró a distanciarse, tratando de sellar su corazón roto por el inmenso dolor que sufría.

Ni siquiera una mirada a la hermosa montaña calmaría los nervios y el dolor de Mifaya esta noche.

Pasaron los años y las heridas en el corazón de los amantes de La Cruz Estrellada seguían sin curarse. Jonay había vuelto a su isla para recoger su título como el nuevo rey. En cuanto a Mifaya, había sido asesinada un año antes. Su pueblo fue infiltrado por cazadores de recompensas, ya que habían escuchado una historia sobre una mujer que poseía el cabello dorado. Habían destruido todo y matado a cada villano a sangre fría.

Cuando Jonay se enteró del trágico evento, decidió abandonar este mundo y unirse a su primer amor. Al final se encontraron juntos en el cielo.

Si durante la noche de La Danza de Fuego miras al cielo desde cualquier parte del planeta puedes verlos juntos como estrellas que palpitan con luz propia. Y dicen que si lo haces desde El Mirador de La Cruz Estrellada, mientras suenan las melodías ancestrales de La Danza del Fuego, desarrollarás un poder para conocer a las personas que te aman con solo mirarlas a los ojos .

Until next time ...

By Mamahen and her chicks

*Posted on other platforms

Past ADSactly Kids/ Teens Corner Posts

The Dance Of Fire - Part 7 ~ The Final Continuation

The Dance Of Fire Part 6

The Dance Of Fire Part 5

The Dance Of Fire Part 4

The Dance Of Fire Part 3

The Dance Of Fire Continued

Kids Jokes

Short Stories: Sneak Peek ~ The Dance Of Fire

Sneak Peek - Community Pick

The Sunflower Sisters Expeditions: The Kitchen Explosion - Never leave The Stove Unattended Or With Grandma - Full Story

Kids Jokes

Click the coin below to join our Discord Server

image.png

Thank You