Olvide que soy padre de un hijo adolescente

in #adolecentelast year

NO ALEJES A TU HIJO DE TI.


fuente


El presente material tiene como objetivo explicar una serie de puntos claves, para la compresión y formación de nuestros hijos pre y adolescente, recuerda lo más importante en esta vida eres tú y tu familia, pero sobre todo tu hijo.

Por momentos de vanidades, egos, o por comodidad, no destruyas ese don que Dios te regalo, Adolescente fuimos todos en un momento de vez de nuestras vidas, es nuestra historia, la de todos, una etapa muy confusa, donde todo afecta, deprime, solo por una palabra, un gesto, un amor.

Época donde inicia la importancia de un amigo, una amiga un amor, donde queremos vernos bien, con las mejores marcas de ropa y salir a las mejores fiestas con amigos, donde si mis padres no me escuchan, si me reprenden son los peores padres, una etapa donde está la importancia de la formación de carácter, por tanto no podemos abandonar en nuestros hijos adolescente al rio de la vida solos.

¡Hago este resumen porque es verdad! esta muy claro todos fuimos adolescente, tras etapas de vivencias y experiencias que nos ayudan a la formación de carácter, y que cualquier situación nos afectara por el resto de nuestra vida por no tener una madures suficiente de codificar, resolver.

Si esta claro existen diferentes tipos de personas, los tímidos, los alegres, los chistosos, los de mal carácter pare de contar, pero cual tendrá nuestro hijo a futuro? queremos lo mejor pero solo se lograra si le enseñamos a canalizar esa conducta, pues como sea y piense hoy será actuara siempre en su vida futura y será parte de su personalidad por tanto debemos ayudar a ser un ser reflexivo, critico, que tenga capacidad de analizar, que sea creativo y que pueda manejar sus emociones, por tanto esto le ayudara a triunfar a unos y otros llegaran al pleno fracaso si no saben controlar y dirigir bien sus emociones, si no los ayudamos a canalizar su mal carácter, o su vida llena de chistes e irresponsabilidades.

Debes pensar y encontraras algunas claves para identificar y mejorar tu trata con ese hijo adolescente, muchos dirán auxilio tengo un hijo adolescente, pero no puedes derrotarte porque el jefe de casa eres tú, además serás su padre de por vida.

Muchas veces nos quejamos y pensamos ¿En que falle? ¿Pero que hice mal? nunca nos sentamos a meditar y buscar la verdadera reflexión de ¿Cómo soy, como actuó frente a mi hijo,? ¿Cómo me dirijo a mi hijo?, ¿Cómo me ve mi hijo? ¿Por qué mi hijo ya no me respeta? Muchas veces exigimos respeto, pero no sabemos darlo, aprende que el también merece tu respeto.

Entonces ya es el momento de aprender a ser persona y aprender a dar a ese pedacito de ti, el amor, el afecto y la calidad de vida que merece aun si tú no la recibiste cuando fuiste adolescente, no alejar a tu ser querido, no alejar a tu hijo de ti. Debes saber que existen ciertas herramientas y lo demás esta en ti.

Tu dirás yo no conozco esas herramientas, no sé cómo ser así, pero lo más importante es tener sentido común y pensar que un hogar con conflictos de todo tipo no es un hogar feliz, el cambio tiene que comenzar por ti, de ti hacia toda tu familia, es por tanto que se nota muy fácilmente cuando un joven tiene formación de hogar porque, así como lo educan en su casa es fuera, de ella.

Recuerda que una familia bien estructurada sinónimo de hijos con una personalidad sana. En tanto alejar a tu hijo de ti, no es sano para la familia ni para el desarrollo emocional de tu hijo adolescente, ¿Quién puede dejar a su hijo solo en la corriente de la vida? donde solo puede buscar consejos fuera de casa, o con las personas menos indicadas.

Existen muchos padres que por motivos de trabajo dejan tantas veces a sus hijos en vía publica de la vida, solos en el desierto de la vida, igualmente padres que van a trabajar al exterior y dejan a sus hijos al cuidado de la niñera, recuerdo un alumno que siempre estaba en el baño en sus recreos por inseguridad, también otro
caso muy especial de un niño que su padre nunca visito la escuela porque estaba viajando, y a las convocatorias su representante era el chofer quien acudia, la vida de ese niño era la mañana para la escuela y las tardes al club todos los días de su vida. Por otro lado, tenemos el caso de niños cuidando otros niños, el hermano mayor es el cuidador del menor, padres que delegan funciones olvidando su obligación.

En este sentido hablamos de amor, Y nos referimos a esa energía vital con la que todos nacemos, pero muchos no saben dar, no aprendieran a regalar, esa fuerza potente que nos conecta con la vida y con los otros.

Esa fuerza de expansión y creación que nos impulsa hacían delante cuando las cosas salen mal porque ya esta en nosotros la capacidad de ver lo negativo como experiencias de vida para el bien.

Ese mismo amor es el que tienes que expresar en tu hijo, que sienta que tiene un ser que lo ama y no que lo aleja.

Recuerdo muy bien otro caso dos adolescentes nunca entregaban sus tareas, al convocar a sus padres su respuesta fue que no estaban en el país, todo un lapso fuera del país, son casos lamentables pero muy cierto, y como ese muchos en el mundo.

Porque alejar a tu hijo de tu vida, si puedes disfrútalo, enseñarle a como vivir, vivimos tiempos difíciles y quien no tiene paciencia desiste, y quien no logra aprehender no encuentra caminos inteligentes, nadie nació siendo padre, tampoco es una carrera donde te puedes graduar, pero debes tener sentido común, ese instinto de la vida que te dice que esta bien y que esta mal, recuerda que el escenario de los jóvenes de hoy no es igual al de los jóvenes del pasado en tanto no puedes alejar a tu hijo de tu vida, porque cuando lo quieras tener ya será**** tarde .

Muy tarde. Comenta Isaacs (1980) Hoy día, no existe una relación tan estrecha entre lo que quieren los padres y lo que hacen los hijos. Y por eso las influencias externas sobre la familia son mas importantes y mas y eficaces, nuestros hijos no solo están influidos por sus amigos, sino también por la televisión, las revistas, la internet y las redes sociales, imagínate la fecha 1980 por eso no puedes alejar a tu hijo de ti.