"La inteligencia artificial" como frase que falsea la inteligencia...

in #cervantes6 months ago (edited)

B ilustracion .jpg

Este artículo tiene carácter académico y da cuenta de un asunto que por desgracia está de moda dentro y fuera de la academia; a saber... la tal "inteligencia artificial". En rigor es una frase tramposa. Simplifica indolentemente la palabra "inteligente" encasquetándole el adjetivo "artificial" amputándole a la primera, la natural raigambre humana que encarna. ¡Toda inteligencia es humana y en tanto ello, está alejada de lo artificial! Lo artificial tan solo es un atributo de los productos intelectuales, pero en sí la fuente es humana; es social; es histórica.


Ocurre que en los años '80s. el Doctorado en Ciencias Sociales de la Universidad Central de Venezuela registraba un período brillante en lo que a la academia se refiere. Unos de los convenios institucionales con los cuales este postgrado tuvo que ver fueron las más conspicuas casas de estudios de Francia, como la Universidad La Sorbona y el Centro de Etnología Social y Psicosociología.

En una ocasión (unida a la citada relación interuniversitaria), al brillante filósofo checo que residía en París, Zdenek Strmiska, le toca desarrollar en la universidad caraqueña una conferencia referida al interesante tema de "la contradicción que se establece entre la ideología y el pensamiento científico", entendido el primer factor como "pensamiento vulgar", como "nociones proclives a la manipulación", en fin.

ilustracion art inteligencia art A.jpg

En la sesión de preguntas y respuestas, a mí se me ocurre preguntarle a Strmiska lo siguiente: ¿Qué opina usted sobre la categoría filosófica "plusvalía ideológica" la cual ha propuesto a la comunidad universitaria occidental el intelectual venezolano Ludovico Silva? Con la amabilidad con la cual el checo acostumbraba tratar a la gente, me ofreció una respuesta pública. Sin titubeos decía él que con alta frecuencia se cometía error cuando se transfería mecánicamente el significado (y el correspondiente significante) de una categoría científica determinada, al pedregoso campo de lo ideológico, de lo vulgar, de lo tendencial. Explicaba el Dr. Strmiska que la categoría "plusvalía" constituye una pieza fundamental en el contexto de la economía política en tanto ciencia social, y que resultaba inadecuado transferir tal conocimiento puntual, al desparramado campo de lo ideológico y de lo filosófico.

Sin empacho digo hoy que bien vale la pena reivindicar este planteamiento de Strmiska, máxime cuando hoy en día resulta usual e impune el uso de expresiones como "el comportamiento social de los leones", "la personalidad del perro equis, ye o zeta", en fin. Ello, hasta en los documentales expuestos en la televisión, con sellos de dizque prestigio inglés (estadounidense, en fin). ¡Qué disparates son esos, de animales "con conducta social" o "con personalidad"! ¡Qué barbaridades son ésas!

Con la actual (y desgraciada) moda de usar impúdicamente la expresión "inteligencia artificial", se incurre en la aludida aberración. Así como los significantes "social" y "personalidad" corresponden única y exclusivamente al contexto de lo humano, el significante "inteligencia" corresponde única y exclusivamente al contexto de lo humano. Sí. Al contexto de lo humano y específicamente al contexto de lo racional. Tanto lo emocional-humano como lo biológico-humano pueden, incluso, recibir el influjo inteligente y supremo de lo racional -que en tanto racional, es humano-.

Cuando con rigurosidad se emplea el significante "social", se denota: relación dialéctica entre seres humanos. Cuando con rigurosidad se emplea el significante "personalidad", se denota sistema de relaciones socio-históricas expresado en actos individuales, y aposentado en cuerpo biológico, físico y químico asimismo individual. Ah, pero cuando se emplea con rigurosidad el significante "inteligencia", se denota capacidad exclusivamente hominal tanto de registrar por vías eidéticas (pensamiento) y simbólicas (lenguaje) los términos objetivos de la realidad, como de hacer sobre la base de tal realidad objetiva, giros de virtualidad temporal y espacial; todo ello a punta de quitar los escollos que para tales fines ofrece tal realidad objetiva.

Toda inteligencia es humana o no es inteligencia. A punta de inteligencia, el ser humano puede generar constructos complejos. Estos constructos complejos pueden ser en efecto, artificiales; pero la fuente de la cual emanaron complejamente, vale decir la inteligencia humana, es natural-social; jamás artificial. Toda inteligencia, reitero, es humana; es natural-social. El producto de la inteligencia puede llegar a lo artificial; máxime cuando puede hasta llegar a hacer nado fluido a través de jugar a lo virtual en términos de los tiempos y de los espacios (como quien disfruta de la goma de mascar). Ahora más que ayer, cuando tenemos frente a nosotros el ordenador.

FUENTE DE LAS IMÁGENES:

https://pixabay.com/es/photos/auditorio-p%C3%BAblico-congreso-sesi%C3%B3n-2816353/
https://www.google.com/search?sca_esv=566281724&q=ucv+venezuela&tbm=isch&source=lnms&sa=X&ved=2ahUKEwi1la_6rbSBAxWkZzABHZceBGUQ0pQJegQIFxAB&biw=1227&bih=585&dpr=1.1#vhid=hbLZmnk-ixuvDM&vssid=3981:3drcyR2ylaGIAM
https://drive.google.com/file/d/1HKDW4xjahZfDKuWPE3MtFZmHcxHwRlvC/view?usp=sharing