¿Una segunda oportunidad?


Fuente

¿Una segunda oportunidad?


Ciertamente, hoy en día conocemos muchas parejas que terminan y vuelven, y así, están en un completo desastre. Lo intentan tantas veces que a la final esas oportunidades no funcionan. ¿Para qué dar una segunda oportunidad si se volverá en una tercera, cuarta y quinta? Esto no funciona en muchos, por más que trates de cambiar las actitudes de alguien para que no vuelva a cometer los mismos errores, es algo que simplemente tú no puedes cambiar, sólo tu pareja.

Esa alternativa de intentos fallidos va creando una especie de rencor, vas acumulando todos esos malos tratos, ofensas y engaños. ¿El amor de tu vida seguiría haciendo esas cosas que te hacen daño? Sólo trataría de mejorar para que así valga la pena haberte arriesgado. Tanta gente sintiéndose imposibilitados de seguir adelante sin alguien a su lado, vuelven a caer en esas oportunidades por el simple hecho de no estar solos y su dependencia emocional que no los deja vivir en paz.

Si vuelves a eso, también volverás a todo lo malo, porque él/ella no te buscó para enmendar las cosas, fuiste tú mismo detrás de él como si lo necesitaras. Muchas personas comenten ese error constantemente, mostrar al otro que dependemos de él para estar bien es lo peor, se aprovechan de ello y no te querrán soltar jamás porque saben qué harías lo que sea y soportarías cualquier maltrato de su parte con tal de que no se marche.

No te tomará en serio cuando digas que se acabó, porque no creerá que ya no lo necesitas, dar segundas oportunidades depende de cómo te han fallado y de la gravedad de la situación. Perdonar una infidelidad es como enterrarse más ese cuchillo que te han clavado, siempre estará presente y jamás dejará de doler. Será una piedra con la que tropezarán constantemente, hiriéndose ambos. Si ese es el caso, lo mejor es terminarlo ahí. Si se trata de una mentira, alguna ofensa o maltrato, puede que analices la situación y no se vea tan grave, pero si se acostumbra con el tiempo será mucho peor.

No den segundas oportunidades, se convertirán en terceras y cuartas.


Agradecido con Hive Blog por permitirme compartir mis relatos