Dignidad de las letras: no hagas esto si eres escritor

in #cervantes4 years ago (edited)

TOP 3 hechos que hay que evitar siendo escritor:

     Hace mucho que quiero tratar este tema picante. Pero no hablar de cuando pica la boca sino cuando pica al salir. Un tema que normalmente no se habla, porque hasta entre los literatos hay tabú, un tumor maligno escondido, un apéndice desapercibido, que aunque no molesta y nadie ve, existe y su putrefacción viene incomodando. ¿Sabes cuando alguien deja escapar un pedo en el ascensor? La gente lo huele, pero nadie dirá nada al respecto por contrato social. Y yo no tengo pelos en la lengua.

     Seguro eres escritor, ¿verdad? o estás pensando en serlo. O lo más probable es que te estés formando. En cualquier caso, este artículo te será útil. Para entender el top, quiero constatar algo sobre la madurez literaria, que implica: prosa, estilo gramatical, noción crítica, discernimiento entre buena y dudosa calidad, estilo propio, ritmo, y un largo etcétera que, unido todo esto, constituye una sola cosa: escribir BIEN.

   A todos mis profesores y escritores importantes les he hecho la misma pregunta "profesor/a, ¿cuándo sabe uno que llega a ser lo suficientemente bueno escribiendo?", a lo que la respuesta, de parte de todos, siempre es la misma:

"Uno nunca llega a ser lo suficientemente bueno. De hecho, llegas a viejo y seguirás inconforme con tus trabajos, buscando la perfección que no existe. Así es la vida del escritor profesional"

     Por ello, amigos míos, les presento un TOP 3 de hechos que hay que evitar para que NO arruines tu estilo de escritura:

Hacer demasiados cursos de escritura creativa

Cursar talleres de escritura tiene sus ventajas. Te encuentras con personas del mismo mundo, te relacionas, conoces obras noveles que no sean las tuyas de siempre, aprendes, desaprendes...

¡Mucho cuidado con este último punto!

Ya cuando llegas al grado de madurez literaria del que te había estado hablando más arriba, cuando alcanzas un tope cognitivo, lo que sigue después es una amalgama de instrucciones de tus profesores, que lo que harán es rasgar el techo, mas no sumarle altura. Y esto es perjudicial porque corres el riesgo, más allá de perfeccionar, de arruinar tu estilo genuino y fresco que habías venido trabajando a lo largo de tu vida, que empezó como algo cutre y terminó siendo algo menos cutre. Juzga con fuerza de convicciones todo aquello que te conviene asimilar, y aquello que, aunque vengan de bocas de expertos, te parezca prescindible y banal.

Dejar que los profesores te influencien a escribir menos

A lo largo de mi carrera literaria, mis intentos de obras han sido juzgadas por infinidad de maestros.
Todos ellos mentores que me han ayudado a esculpir mi escritura. Todos ellos fantásticos seres humanos, escritores de calidad y con textos alucinantes. Y que además, en varias ocasiones me hicieron llorar sangre con la crítica, porque la crítica no es fácil. La crítica es como ir al dentista, y para tener una dentadura perfecta hará falta perder mucha sangre. Y sin embargo, aún siento que me falta mucho camino por delante.

Sí algo he aprendido de ellos es que escribir menos es mejor cuando tomamos en cuenta calidad vs cantidad.

PEEEERO

Seguir muy al pie de la letra esto aboca a caer en LA NADA. ¿Qué es la nada? Cuando llegas a un punto en que tu estilo se ve tan podado, tan recortado y reducido por la crítica de tus superiores, que tu escritura se vuelve artificial o cuadriculada.

Un ejemplo perfecto de LA NADA fue uno que una vez me dio Carmen Rosa Gómez en la Universidad Metropolitana de Caracas. Ella una vez escribió un cuento titulado, "la huida", y el cuento iba así:

La huida: corrió. FIN.

Tenemos que evitar que suceda, porque una vez pase, será difícil revertir el efecto. Será difícil confiar en nosotros mismo de nuevo, después de haber sido bombardeados por personas que, te aseguro, nunca van a estar conformes con tu trabajo. Con la suficiente madurez literaria, aprende a discernir lo que es bueno para ti y lo que no. Aprende a reconocer tus fallas, muérdete la lengua y reconoce que apestas escribiendo, pero también prémiate por tus virtudes y tus fuertes. Ellos no todo el tiempo lo harán, ni tienen por qué hacerlo.


Darle demasiado pie a las circunstancias de la crítica

¿Qué pasa cuando llegas a un nivel de escritura aceptable, y resulta que no es lo que se esperaba de ti? Esto sucede mucho cuando envían tarea o un ejercicio, de los cuales la predilección de estas actividades es por un cuento de máximo dos páginas. Por un lado es fructífero, gratificante, enriquecedor y son puntos de experiencia. Por el otro, tienes que tomar en cuenta que así como tú, hay otros cursantes que meritan ser leídos, por lo que los profesores prestarán poca atención a tu pirotécnia literaria, en caso de haberla; a tu estilo barroco, en caso de poseerlo; de tu trabajo y esfuerzo en general. Ellos enfrentan la lectura de sus estudiantes, y ni hablar de las lecturas personales que frecuentan en su día a día. Y como consecuencia se irá agravando lentamente, poco a poco, tu forma de escribir. Cuando un profesor no resalta los puntos buenos (porque es difícil escribir algo de calidad siendo un aprendiz de la metodología de los cuentos), alerta a esto, porque no está prestando la debida atención que tú, como cursante, mereces.

¿Por qué saco a relucir esto? Porque muchas veces nos vamos a encontrar casos así, y lo que es peor, les vamos a dar el poder de decidir por nosotros cómo manejarnos, a ellos, que muchas veces realmente no les interesa de verdad que progreses. Esa es la verdad escondida, o una de tantas, del mundo literario. Los grandes escritores quieren que te vaya bien, pero no mejor que a ellos. Es algo axiomático y demostrable no sólo en las letras, sino en la vida en general.

Muchas veces te mandarán a leer autores clásicos, de renombre, con un estilo magistral. Cuando intentas desarrollar el tuyo, tengas el tiempo que tengas en el mundo de las letras, te verán con malos ojos y tu impresión será, "¿si estos autores pueden escribir así, por qué a mí no me permiten hacerlo?" La respuesta podría ser: esos autores llevan construyendo, aún después de muertos, un amplio y resistente caudal de valor artístico que a los ojos de la crítica es razonable y perfecto.

Tú, en cambio, no tienes construido nada, nadie te conoce y por lo tanto los patrones de control de calidad no se aplican a ti, ¿por qué? Porque a los expertos, en este caso los profesores, poco les interesa lo inédito cuando ya la literatura está casi que escrita por los clásicos.

Sin que te lo vinieras venir, acabo de desvelarte la más grande hipocresía del mundo de la literatura.

Conclusión final: vivan la experiencia, adéntrense, involécrense lo más que puedan en estos talleres. Pero no pierdan nunca su norte. No dejen de visionar el curso que fijaron al partir. Porque la forma más idónea de conocer las fauces de la literatura, es conociendo directamente a los representantes que dan la cara por ella. Y de allí, ustedes sacan sus propias conclusiones. Porque una cosa es el lindo rostro que nos retratan. La cosa cambia cuando te toca ver el amorfo cuerpo desnudo.


Separador personalizado ha sido cortesía de @carlos-cabeza
todas las imágenes fueron hechas por mí en Photoshop cs6
Información orginial de mi persona, Gian Paolo Bonsignore
Foto tomada por mí mismo

Sort:  

Como aprendiz de literatura, tu post resolvió muchas de mis dudas. Ahora, sería bueno también, saber ¿qué puntos tomar para encontrar el estilo propio y hacerlo lo mas parecido al pensamiento del autor?

Eso ya es tema para otro post. Muy complicado de manejar, de hecho.

          Los 3 puntos están orientados a lo más importante, el conservarse a sí mismo, ya que si te pierdes en el camino...

¿Qué serán esas letras de un autor sin esencia?

          Encontrarse a sí mismo y luego comunicarlo al mundo a través de letras, algunas danzantes, tímidas, poéticas, alucinantes, pero todas parte de ti, en ese viaje y esa transparencia, yace la esencia de un escritor.

¡Gracias por compartir!

Eso es algo que nunca te van a enseñar en un taller de escritura. Lo descubres por ti mismo.

Esta muy bien elaborado tu post bro. Para leerlo y reirse, ya que lo que dices respecto a la escritura es totalmente cierta.

Muchas gracias por pasarte por aquí. De hecho, hace mucho que quería escribir sobre este tema y steemit me da la libertad de expresarme como quiera sin que me echen basura encima