Relaciones (Luna 3, Capítulo 5)

in #fiction3 years ago
Authored by @lanzjoseg

Picture

Foto tomada de pixabay.com

Capítulo 1, Capítulo 2, Capítulo 3, Capítulo 4


Domingo. Le tomó hasta el domingo recuperarse del encuentro. El dispositivo de comunicación que había pertenecido a su anfitrión y ahora a ella había estado haciendo ruidos la mayor parte del tiempo, pero Nora-Ceph lo había ignorado.

Ahora, ella lo recogió y revisó los mensajes. Cinco eran del pretendiente. Diez de ... la madre de Nora. Uno de un número desconocido. Nora-Ceph tocó la superficie del dispositivo y se encendió un holograma, reproduciendo el mensaje del número desconocido.

”Confirmo su cita para un examen psicológico el lunes a las 9 a.m. Por favor, se puntual.”

El holograma volvió a desaparecer. Qué grosero, ni siquiera se habían molestado en enviarle un mensaje personalizado. Nora-Ceph suspiró, dejó de caminar por la habitación como un animal enjaulado y se sentó en la cama.

¿Ahora que? Sabía que no podía pasar otro día entero en esta habitación, sola, sin hacer nada. ¿Pero llamando a la madre de su anfitrión ... ? O incluso el pretendiente? No, eso estaba fuera de discusión. Ella no podía manejar ese tipo de emociones en este momento.

ero ella necesitaba salir.

La decisión comenzó a arder en su cabeza, lo suficientemente fuerte como para obligarla a moverse. Primero a la ducha, luego al armario. Ropa, los humanos necesitaban ropa. Un concepto tan extraño, que necesita mantener una temperatura corporal constante pero pierde todo el pelaje protector durante la evolución …

Los cefalópodos no tenían ese problema, eran de sangre fría y podían adaptarse incluso a las aguas más frías. ¿Por qué desarrollar ropa?

Ella eligió unos pantalones oscuros y una camisa, con suerte a juego. * Negro y rojo *, los recuerdos de su anfitrión la ayudaron. Nora-Ceph no tenía mucho concepto de color, ya que los Ceph eran técnicamente daltónicos. Podían diferenciar entre ellos, en la mayoría de los casos, pero les faltaban pigmentos visuales cruciales en los ojos.. @suesa

Cuando terminó de vestirse, agarró sus llaves, un abrigo y su billetera y salió del departamento. Su corazón latía rápidamente, demasiado rápido, cuando salió a la tenue luz del sol.

La gente paseaba por las calles, se veían felices, charlando entre ellos. Caras abiertas y amigables. Nora-Ceph se detuvo en una esquina para verlos pasar. ¡Nunca había podido leer tantas emociones en la cara de un humano!

Había sido un problema durante los primeros experimentos, no habían anticipado cuán complejo era realmente el cerebro de un humano, y cuántas partes serían necesarias para no revelarse como un fraude. La amígdala era una de esas partes.

El reconocimiento facial y la lectura de las emociones fue increíblemente diferente en humanos y Cephs y en humanos, una pequeña porción del cerebro fue responsable de hacer eso. Los Ceph se habían visto obligados a cortar cuidadosamente esa porción y fusionarla con las neuronas recién implementadas, para garantizar una adaptación sin problemas.

Hubo varias fallas antes de que finalmente perfeccionaran el método.

"¿Mam? ¿Estás bien? Te ves un poco aturdido.” Una mujer joven se había detenido junto a Nora-Ceph, con preocupación en sus ojos.

*"Estoy ..." , Nora-Ceph se aclaró la garganta, * "Estoy bien. Solo he estado ... un poco enferma los últimos días. Ahora un poco mareada por salir de nuevo.”

”Oh, ya veo. Conozco ese sentimiento. La mujer sonrió. "¿Puedes arreglártelas o necesitas ayuda?”*

”Creo que lo lograré, gracias.”

La mujer dejó sola a Nora-Ceph. A solas con su incertidumbre sobre cómo continuar.

”Tengo una misión ”, se susurró a sí misma. "Adaptar. Infiltrado. Dominar. Adaptar. Infiltrado. Dominar. Para las generaciones futuras.”

Pero para adaptarse, necesita conocer el territorio al que se está adaptando. Todos los pequeños caprichos y trampas. Las trampas de las interacciones sociales. Los hombres que de repente aparecen en tu casa sin invitación …

Nora-Ceph no quería repetir el incidente de Michael, pero los recuerdos de su anfitrión no estaban tan confiablemente disponibles como ella esperaba. No podía tratar de abrir todos los recuerdos a la vez, sino que necesitaba irlos revisando poco a poco.

Entonces caminó por el vecindario, esperando ver algo familiar.

" Buenos días Nora ", un hombre que vendía café desde una ventana, la llamó en su dirección. No, no sólo "un hombre", Francis.

"¡Buenos días Francis!", Nora-Ceph me saludó. "¿Cómo están los niños?" Las pausas eran minúsculas, lo suficiente como para permitir que los recuerdos volvieran a la memoria. Francis y Nora habían sido algo así como amigos. Erica era su hija....

"Ella quedó segunda y está muy orgullosa, deberías venir la semana que viene, está ansiosa por contártelo todo. Pero, ¿por qué estás aquí? ¿No vuelves con tu familia los fines de semana?

"Oh, tenía algunas cosas que hacer en Luna 3 así que decidí quedarme esta vez. "

"¿Cosas de trabajo?"

"Cosas del trabajo. "

Francis agitó la cabeza.

*"Estás trabajando demasiado, Nora. No te pagan lo suficiente por esto. Toma, toma un café a cuenta de la casa, parece que lo necesitas".

"Wow, Francis, qué cumplido. "

Francis se rió y le dio la bebida caliente. Nora-Ceph le dio las gracias y siguió caminando. Un recuerdo más. Una relación humana más.

Un paso más cerca de tomar el control de la vida de su anfitrión.


Traducido por @lanzjoseg

Sort:  

Acabo de caer en cuenta que me recuerda a una película clásica de los 70, creo que el título era algo como "La invasión de los usurpadores de cuerpos", pero no estoy seguro, como sea, la historia se va desarrollando y ya vemos que no es tan fácil adaptarse a la manera de ser de una especie distinta.

Vaya poco a poco va tomando forma esta historia, se apodera de todo y de todos los que la vamos leyendo. @suesa-spanish