Al que se acuesta con locos... (análisis pseudocientífico)

in The Alliance2 months ago


Recordaba una frase que leí en una oportunidad, me pareció muy ingeniosa en ese momento, pero descubrí en ella un toque de genialidad que probablemente su autor, a quien desconozco totalmente, pudo comprobar en la práctica.

La frase decía algo como esto:.

En ocasiones, resulta útil portarse un poco loco con los locos.

Piense en el siguiente escenario, es un escenario ficticio en sí mismo, pero está basado en un hecho real que alguien me contó recientemente.

Una mujer a la que llamaremos Laura, se acercó a un amigo para hacerle una pregunta:


—¡Elías quiero preguntarte algo! (sin saludar, ni presentar ninguna cortesía)

—Hola Laura buenos días, claro pregunta lo que desees —dijo Elías amablemente.

—¿Tienes algún problema con mi hermana Sofía? ¿Hay algo en ella que te desagrade? —inquirió Laura.

—Ah, buh,… no, desde luego que no Laura ¿por qué lo preguntas? —respondió Elías algo sorprendido.


Haré una pausa en el relato para dar un poco de contexto al mismo. Días antes, Elías estaba trabajando en la estación del metro, es electricista y cambiaba unas bombillas. La estación estaba llena de gente y Sofía llegó para tomar el transporte. Elías trabajaba y aunque se percató de la presencia de ella, no pudo acercarse a saludar; además Sofía estaba haciendo fila para subir al metro, así que era natural dejar pasar la ocasión.

Ahora continuemos el relato:

—Mi hermana te vio en la estación del metro el otro día, pero no te acercaste a saludarla, preferiste seguir trabajando sin decir “hola”.

—Comprendo, pero no la saludé porque no podía en ese momento. Quizá ella pudo haberse acercado hasta mí y saludarme.

—Pues no, porque ella se dio cuenta de que la ignoraste, y eso no es de caballeros —sentenció Laura con los brazos cruzados.

Elías se quedó pensativo sin saber qué responder que sonara razonable y apropiado.

Quizá usted se dio cuenta de que la forma de ser de Laura, y también Sofía, es bastante peculiar. Parece que piensan más de sí mismas de lo que es necesario, y por eso se comportan… de esa manera. No quisiera decir que ambas están locas, no soy tan irrespetuoso para hacer esto, pero observe esta definición que encontré en la web en este enlace https://definicion.de/locura/

La locura es la privación del uso de la razón o del buen juicio.

Es evidente que las hermanas del relato se han privado de lo que es razonable y juicioso al atender este asunto sobre Elías.


Las respuestas de Elías no satisfacen a Laura, y difícilmente lo harán por muy amables y decentes que estas sean. Entonces ¿Qué debe hacer el caballero? ¿Caer de rodillas y suplicar perdón a Laura? Una idea interesante es aplicar la norma de la frase en la que se basa este escrito.

Elías podría actuar como loco y decir algo cómo:

—¿Dónde, en el metro? ¿Sofía? ¿Yo no la miré? Ah, pero me va a dar algo. ¿Yo qué estaba haciendo?

Esta respuesta desatinada podría poner fin al intento de Laura de discutir este tema tan tonto. Al parecer, en la práctica, a veces conviene hacerse el desentendido. Un economista de nombre Paul Samuelson dijo “Cuando todo el mundo está loco, ser cuerdo es una locura.” Y personalmente concuerdo con esta idea del filósofo Diógenes:

Cuando estoy entre locos me hago el loco.

No estoy muy seguro de lo que opine usted como lector de este análisis vago y poco científico de este tema psicológico, puede dejar un comentario si lo desea, pero en caso de que genere alguna controversia, mi respuesta de seguro será: ¿Quién? ¿Yo? ¿Escritos de locos? ¡Qué locura!


Fediverso: https://dline.xyz/latinoromano


Escrito original de G. J. Villegas @latino.romano


Enlaces patrocinados