Soy optimista [Esp/Eng]

in Holos&Lotus2 months ago

¡Soy Optimista!.png

Sí, aunque no lo crean, sí lo soy. Tengo que serlo, porque esa es la única manera que encuentro para no caer por completo en la desesperanza. Una desesperanza que se hace cada vez más grande con tantas cosas que pasan en el mundo, en mi vida. No creo que sea posible vivir el mundo como está sin esa cascada de optimismo, porque créanmme: se necesita más que una pizca de optimismo para seguir adelante. Sin embargo, siempre he pensado que no basta solo con mantener una actitud positiva (u optimista), hace falta moverse para que las cosas sucedan. Hace falta plantearse una estrategia para que las cosas en nuestras vidas mejoren.

De hecho, creo que ese es mi lema: Está bien ser optimista, pero nada cambiará en tu vida si no haces que cambie. En ese sentido, sí me considero una persona optimista, porque definitivamente, no puedes comenzar ni andar por allí intentando hacer algo pensando en que te va a ir mal o que saldrá mal ese proyecto, por lo tanto, la actitud es determinante, además que significa una posibilidad para empezar a moverse hacia la consecución de una meta y eso solo puede hacerse siendo optimistas.

imagen.png

Me choca mucho cuando veo que alguien comienza a hacer algo y ya lo da por perdido. Si lo ves así, no comiences. Ni siquiera lo intentes. Con eso me refiero a relaciones, empleos nuevos, nueva casa y no sé cuantas cosas más. Si crees que algo no sucederá, déjalo, pero después no te quejes de no haberlo intentado. No te quejes al ver que otro sí lo consiguió y tú no. Tampoco vayas por allí siendo pájaro de mal augurio, quitándole sus ideas, entusiasmo e ilusiones a todo aquel que quiera comenzar algo. Al contrario, aliéntalo. Ayúdalo, si es posible y si se muestra decaído, escúchalo y procura buscar una solución con él.

Para mí, el optimismo tiene dos caras. Una que va de la mano de la fe y otra que viene de la certeza. Esa fe que nos dice que todo va a esta bien y que tenemos que intentarlo. Es ese sentimiento que nadie sabe de dónde viene, pero todos lo tenemos ahí escondido, ese algo que nos impulsa a seguir, a tener la seguridad de que todo va a estar bien. Por otro lado, creo que viene de la mano de la certeza, porque cuando tenemos claro lo que queremos, cómo podemos lograrlo y que necesitamos para hacerlo no hay nada en este mundo que pueda pararte. Yo tengo una conocida que se unió a la larga fila de venezolanos que se fue del país y su vida ahora es otra. Tiene un negocio propio, logró cosas que aquí no hubiera logrado jamás y ella me dice que la actitud fue determinante. Ella me dijo que ella sabia que no era fácil, por el simple hecho de que la vida no es fácil, pero estaba segura que de ella podía salir de eso y lo hizo.

imagen.png

Según ella, hubo un momento en el que estuvo a punto de declinar y me dijo que sólo retrocedió unos días, respiró, volvió ver el panorama reorganizó y replanteó las cosas y el camino a seguir y siguió con una buena carga de fe (en mi vida he visto a una persona con tanta fe) y la certeza de que ella podía salir de eso. La actitud lo cambia todo.

Evidetemente, hay cosas que no podemos manejar, aunque pongamos todo el empeño, pues, no se darán, porque tampoco podemos poner todo nuestro esfuerzo en cosas que nosotros sabemos que no van a funcionar, por ejemplo, pensar que una relación se va a mejorar a punto de echaleganismo, cuando sabemos que solo una persona es la que está intentando hacer que funcione, no podemos empeñarnos en mejorar nuestras vidas sentado en un mueble esperando que la gracia divina cumpla.

Las cosas van a mejorar, las cosas van a cambiar, no sabemos si para bien o para mal, sólo nuestras realidades determinarán cómo nos afectan las cosas. Todo cambiará, porque la vida no es estática. Así de simple. Todo dependerá de la certeza que tengamos de que todo lo malo quedará guardado en nuestra memoria como un recordatorio de todo lo que hemos vivido y lo que eso nos dejó. Creo que ser optimistas está en asumir que la vida es la conjunción entre el caos y el orden que nos pone frente a diversas cosas y sólo con una mirada de serena, abierta a esa explosió de situaciones, será posible salir adelante.

Saludos, mis amores...

imagen.png

Fuentes

Imagen de portada: Pixabay, editada en Canva. Créditos a JillWellington.

Imagen 2: Pixabay, créditos a Rottonara.

Imagen 3: Pixabay, créditos a Pasja1000.

imagen.png

Eng

¡Soy Optimista!(2).png

Yes, believe it or not, I am. I have to be, because that is the only way I find not to fall completely into despair. A hopelessness that is getting bigger and bigger with so many things happening in the world, in my life. I don't think it's possible to live the world as it is without that cascade of optimism, because believe me: it takes more than a pinch of optimism to keep going. However, I have always believed that it is not enough just to maintain a positive (or optimistic) attitude, you need to move to make things happen. It takes a strategy to make things in our lives better.

In fact, I think that's my motto: It's good to be optimistic, but nothing will change in your life if you don't make it change. In that sense, I do consider myself an optimistic person, because you definitely can't start or go around trying to do something thinking that it's going to go wrong or that the project will go wrong, so the attitude is crucial, and it also means a possibility to start moving towards achieving a goal and that can only be done by being optimistic.

imagen.png

I am very shocked when I see that someone starts to do something and already gives it up for lost. If that's how you see it, don't start. Don't even try. By that I mean relationships, new jobs, new house and I don't know how many other things. If you think something won't happen, let it, but then don't complain that you didn't try. Don't complain that someone else did and you didn't. Don't go around being a bird. Don't go around being a bird of ill omen, taking away the ideas, enthusiasm and illusions of anyone who wants to start something. On the contrary, encourage them. Help them, if possible, and if they are discouraged, listen to them and try to find a solution with them.

I believe that optimism has two sides. One that goes hand in hand with faith and another that comes from certainty. That faith that tells us that everything is going to be all right and that we have to try. It is that feeling that nobody knows where it comes from, but we all have it hidden there, that something that drives us to go on, to believe that everything is going to be all right. On the other hand, I think it comes from certainty, because when we are clear about what we want, how we can achieve it and what we need to do it, there is nothing in this world that can stop you. I have an acquaintance who joined the long line of Venezuelans who left the country and her life is now different. She has her own business, she has achieved things that she would never have achieved here and she tells me that her attitude was decisive. She told me that she knew it was not easy, for the simple fact that life is not easy, but she was sure that she could get out of it and she did.

imagen.png

According to her, there was a moment when she was on the verge of giving up and she told me that she just stepped back for a few days, took a breath, looked at the big picture, reorganised and rethought things and the way forward and continued with a good load of faith (I have never seen a person with so much faith in my life) and the certainty that she could get out of it. Attitude changes everything.

Evidently, there are things that we cannot handle, even if we put all our efforts into them, they will not happen, because we cannot put all our efforts into things that we know are not going to work, for example, to think that a relationship is going to improve at the point of failure, when we know that only one person is trying to make it work, we cannot try to improve our lives sitting on a piece of furniture waiting for divine grace to deliver.

Things will get better, things will change, we don't know if for better or worse, only our realities will determine how things affect us. Everything will change, because life is not static. It is as simple as that. Everything will depend on the certainty we have that everything bad will remain in our memory as a reminder of everything we have lived through and what it has left us with. I believe that to be optimistic is to assume that life is the conjunction between chaos and order that puts us in front of different things and only with a serene look, open to this explosion of situations, will it be possible to move forward.

Greetings, my loves...

imagen.png

Source

Imagen de portada: Pixabay, editada en Canva. Créditos a JillWellington.

Image 2: Pixabay, créditos a Rottonara.

Image 3: Pixabay, créditos a Pasja1000.

image.png

Sort:  

Vaya, qué bonita publicación. De manera definitiva, la actitud es lo más importante posicionarse del optimismo; es lo que debemos mantener mientras ejecutamos las acciones necesarias para lograr los objetivos.

Gracias, manita querida... Así es hermana: actitud ante todo. Un abrazo fuerte.

Hola, me gustó leerte, también pienso que el optimismo nos lleva a la acción. Saludos y bendiciones.

Es bueno saber que también coincides conmigo, @zoraida01. Veo a mucha gente que cree que con sólo autoproclamarse optimista, las cosas sucenden y no hay más nada falso que eso. Bendiciones para ti también.

Así es, optimismo y acción un trabajo en conjunto, podemos creer que somos optimistas pero es nuestro accionar lo que nos llevará a la ejecución y desarrollo de esos objetivos.

Coincido totalmente, @gledys19. Una abrazo.

...el optimismo tiene dos caras. Una que va de la mano de la fe y otra que viene de la certeza.

Muy interesante esta perspectiva. Hermosa publicación amiga, muy completa y enriquecedora. Gracias por compartirla. 😘 Saludos cordiales para ti.

¡@belkisa758, Caramba cuánto tiempo, amiga! Las extraño a ti y luisa. Gracias por comentario, me alegra saber que te gustó.

Muy sentido ese texto amiga. También se te extraña un montón! Espero que todo vaya muy bien.🥰

Concuerdo contigo, si vas a empezar algo y ya ves lo negativo, el fracaso, mejor no hagas nada y trabaja para ser optimista jajaja.

Sí, mejor no lo hagas. No te creas, yo no soy optimista por naturaleza. He tenido que aprender a cambiar ese esquema, a confiar en mí y en Dios y simplemente, poner manos a la obra. Nada sucede solo.
Gracias...

Amén, tu optimismo te da la energía para ir en busca de tus deseos.

¡Qué publicación tan buena! Eres objetiva, diáfana y certera con todo lo que expones. Realmente no podemos ser optimistas y achantados al mismo tiempo hay que moverse.

Saludos cordiales.

¡Gracias, mi bella! Así es, está bien ser optimista, pero es necesario moverse.