Cuando miras dentro del abismo

in Writing Club3 months ago

"Queda algo, pero casi nada".


anthony-tran-i-ePv9Dxg7U-unsplash.jpg

Los días perdieron ese dulce aroma a caramelo y fueron sustituidos por el nauseabundo olor a cigarrillo y cerveza.

Esa leve alegría que se dibujaba en el rostro curtido de la mujer se ha perdido en una miríada de amenazantes voces afiladas que también se ríen burlonamente cuando la descubren. Ellos, máquinas humanas, son jueces que no pierden la oportunidad de acercarse, para comprobar de cerca el momento en que ella cae derrotada, acribillada por el cansancio, para escupirle en el rostro casi esquelético que fallaste, que siempre tuvieron razón. Estás herida y le dices adiós al optimismo. ¿Qué estás diciendo? ¡No puedo entender!...

Después de unos segundos dejas de moverte, aunque tus ojos aún no están vidriosos, por un instante lo piensas y sí, es tarde para salir del profundo abismo que consume tu existencia, ya no crees en los muertos ni en los vivos, no te encuentras, no te hayas en ninguna parte mujer.

Únicamente te sientes tan confundida, minimizada, atascada en lo real y lo fantástico, de repente de tus manos dejas escapar tantos sentimientos, pasiones que se desbordan de tu alma... cosas, palabras que nadie entendería, frases, párrafos sin sentido que acaban en un papel que jamás relees, solamente intentas rellenar hasta que se acaban las líneas en blanco y entonces, lo tiras a la papelera, la misma que ya no levanta la tapa automática cuando pisas la palanca de plástico.

Desgraciadamente, cuando estás dentro de tu propio abismo, ves el final y comprendes que no debiste desperdiciar absolutamente nada, porque esos momentos en los que te sentías viva y comprendida no volverán, las personas no vuelven y menos cuando no quieren compartir su vida contigo. Todo gracias a la cobardía de ambos.

Esto no es un poema, tampoco es para soltar un lastre, ni mucho menos para deleitar a los demás, puede que tenga sentido, puede que haya de fondo un desastre emocional que te haga gritar, pero no importa cuando tú misma empiezas a colisionar con lo mismo y acabas rompiendo el papel y tirándolo al olvido...


Fuente

Sort:  

Acabas rompiendo el papel y tirándolo al olvido Y el olvido lo devoro...

Jajajaja genial <3 Saludos y gracias @jesustiano