Un estruendo atrajo a los pájaros de la muerte // relato

in Writing Club3 months ago

En la vida real, en este mundo podrido en el que crecí, no todas las historias tienen esos bellos finales que algunos escritores, románticos o cursis nos regalan a través de sus libros con bonitas portadas.


)

Damián acababa de comer unas sobras que habían dejado sobre una mesa del restaurante West, un lugar caro donde los más ricos disfrutaban de las mejores carnes a la brasa de la ciudad. Era la hora de volver a su madriguera, así llamaba a su casa, un antiguo cisterna subterráneo de agua donde vivía con Chay, su hermano adoptivo, al que recogió del vertedero cuando fue abandonado por una mujer que se bajó de un lujoso coche y lo acostó en la basura mientras el niño dormía para que fuese devorado por las hambrientas hormigas.


Por extraño que parezca, los dos niños, de 11 y 8 años, eran felices a pesar de no tener padres y vivir en la calle, construyeron un fuerte vínculo y se querían mucho.


En fin, Damián atravesaba los alrededores de la hacienda mi ternera, ese camino era su parte favorita, ya que podía ver una propiedad muy hermosa donde había ganado y diferentes animales que se criaban para vender al restaurante West. Aunque estaba triste por el destino de los animales, siempre los miraba emocionado, pero no podía acercarse porque los guardias estaban armados con escopetas cortas y podían dispararles para asustarlo como ya le había pasado antes cuando se quedó pasmado viendo un enorme toro cebú. El niño no entendía por qué eran tan misteriosos en aquel rancho, porque estaba prohibido visitar y ver a los animales de cerca, desde hacía mucho tiempo la curiosidad le mataba y su hermano sobre todo quería ver qué había dentro de aquel cobertizo que parecía un edificio por lo estrecho y alto que era. Sin embargo, jamás intentarían averiguarlo.


Cuando llegó a la madriguera tocó 10 veces, luego silbó y finalmente hizo un canto como el de una paloma. De repente alguien le devolvió el silbido y la cerradura de la pequeña puerta metálica se abrió desde el suelo. De ella salió un niño moreno con una cara muy graciosa, Damián le dio un beso en la frente y luego le entregó una bolsa con restos de comida que había conseguido para él, el pequeño saltó de alegría y comenzó a devorar todo.


— Hazlo despacio, mocoso, podrías atragantarte con un hueso.
— Tengo mucha hambre Damián, mira yo también tengo algo para ti, son frutos que he cogido al otro lado de la Vega.
— ¡Estás loco! Cuántas veces tengo que decirte que no visites ese lugar, es peligroso ir ahí, tiran todas las tripas de los animales que matan para vender al restaurante, además hay guardias armados, ¿te lo dije o no?
— Sí, hermano lo siento, solo quería guardarte algo, siempre me traes cosas y nunca tengo detalles contigo.
— No te preocupes mocoso y termina de comer para contarte una historia, además te traje algunas de las golosinas que me sobraron de la venta de hoy.
— ¡genial, gracias!

Chay estaba feliz y comía despacio mirando a su hermano como si fuera un héroe, la verdad es que lo admiraba y quería ser como él cuando fuera mayor. A pesar de las condiciones caóticas en las que crecían, intentaban ser niños normales que siempre jugaban y se divertían.

Pero no todo eran risas y juegos...

Una noche, mientras los hermanos dormían, se desató un terrible aguacero y la madriguera comenzó a inundarse, el primero en darse cuenta fue Chay que sintió las gotas de agua cayendo sobre su nariz.


— ¡Despierta Damián, pronto el agua nos llegará al cuello!

Damián saltó como un gato y corrió a una de las esquinas para girar una llave y destapar el desagüe, lo había tapado para evitar que los bichos entraran por allí, efectivamente el agua comenzó a bajar y los niños pusieron una caja de madera que usaban como mesa contra la pared y se sentaron allí, pasaron la noche recostados uno sobre el otro para mantenerse calientes hasta que dejó de llover y el agua se esfumó.


Por la mañana sacaron todo lo que utilizaban como colchón y lo pusieron a secar al sol, luego Damián fue a buscar comida mientras Chay se encargaba de poner la ropa del revés para evitar que se mojara y oliera a perro empapado. El mayor de los hermanos tuvo la suerte de cruzarse ese día con una señora muy amable que iba a almorzar con su familia, cuando lo vio recoger las sobras antes que los empleados, su corazón se entristeció y mandó a uno de sus hijos a buscar al niño, después de preguntarle un millón de cosas hizo un gran pedido de comida suficiente para dos días y se lo dio a Damián con la condición de que no estuviera en la calle ese día y mucho menos recogiendo las sobras, Damián aceptó y agradeció a la señora y a su familia y se fue feliz. Esa vez los niños se dieron un festín, por fin probaron la carne, ya que siempre tenían que lamer los huesos e imaginaban lo que sería comer un pedazo de carne en braza, con papas fritas, ensaladas y mucha salsa y refresco, bueno gracias a la bondad de esa mujer comieron como dioses. Estaban tan cansados y llenos que se quedaron dormidos...

De pronto, Damián se despertó gritando, Chay trató de ayudarlo, pero no entendía lo que pasaba, "mi pie" gritó, cuando el menor de los hermanos lo revisó, encontró una mordida muy fea, se asustó y lo miró con horror, entonces Damián le dijo que lavara la lesión con una colonia que había encontrado y lo ayudara a vendar la herida. Chay hizo todo lo que le explicó Damián, pero a medida que pasaban las horas, el niño se quejaba más, intentaba levantarse y le dolía demasiado, estaba tan hinchado que no podía caminar. Así pasaron tres días, la comida se acabó y Chay tenía tanta hambre que alucinaba con una barra de pan, entonces aprovechó que su hermano dormía profundamente, ya que la noche anterior la fiebre y el frío no le dejaron pegar un ojo y salió a buscar frutos en el lugar prohibido, se escondió detrás de un comedero para evitar a los hombres que vigilaban, no vio ningún peligro y avanzó lentamente, pero se detuvo cuando divisó a tres hombres salir de una camioneta y arrojar un posible animal, lleno de sangre, Chay siguió acercándose y quedó helado al comprender que no eran restos de animales, sino los cuerpos de dos mujeres despedazados. Chay gritó y reveló su presencia, se giró desesperadamente y corrió para huir, pero uno de los hombres levantó su escopeta y le disparó por la espalda.


El estruendo del disparo despertó a Damián, y se aterró al no ver a Chay a su lado, como pudo se levantó y subió las escaleras para llegar a la superficie, salió y se dirigió a donde le estaba prohibido ir, al llegar al lugar vio como los buitres se peleaban por algo, al acercarse un poco se dio cuenta de que las aves estaban devorando a su hermano.

Damián quedó congelado unos segundos ante aquel festín mortal y comenzó a llorar, luego corrió para ahuyentar a los buitres.



)

Pero no había nada que hacer, su hermano estaba muerto, su piel estaba destrozada y ya no tenía ojos, Damián se tiró encima de Chay y lo abrazó mientras los buitres comenzaron a devorarlo también.


)


PD: todas las imágenes son de mi autoría, y fueron capturadas desde mi teléfono móvil modelo infinix hot 10. Editadas con la aplicación Beauty Plus.

Sort:  

Has sido votado por

PROYECTO ENLACE

'Conectando Ideas y Comunidades'

PROYECTO ENLACE es un proyecto de curación de habla hispana enfocado en recompensar contenido de calidad y apoyar autores en su proceso de crecimiento en HIVE.

Creemos y apostamos por el futuro de esta gran plataforma, y estamos muy emocionados de poder hacerla crecer junto a esta comunidad. Así que te invitamos a usar nuestra etiqueta ENLACE y estar atento a todas las actividades que tenemos preparadas y que estaremos publicando en breve.

¿QUIERES AUTOMATIZAR TUS GANANCIAS DE CURACIÓN? SE PARTE DEL PROYECTO ENLACE APOYANDO A NUESTRO TRAIL EN HIVE.VOTE INGRESA AQUÍ PARA CONOCER LOS DETALLES.

¿QUIERES INVERTIR ENLACE? DESCUBRE COMO HACERLO Y GENERAR INGRESOS DE FORMA SEMANAL MEDIANTE TU DELEGACIÓN DE HP AQUÍ TE EXPLICAMOS COMO.

Te invitamos a participar en nuestro servidor de Discord: https://discord.gg/3S9y7BbWfS

Atentamente

EQUIPO ENLACE 2022

Hola, interesante escrito literario, que nos muestra de cerca la crueldad de los asesinos y las consecuencias de vivir en la pobreza, con un toque profundo de oscuridad. Gracias por traerlo a nuestra comunidad.