Cervantes Ciencia Vol. 130 p. 1-

in Cervantes8 months ago

image.png






La eficiencia energética significa evitar excesos en el uso de la energía; sin embargo hoy en la Sección de Ingeniería de Cervantes Ciencia, vamos más allá y te explicamos las diferentes formas de abordaje en el campo de la eficiencia energética de edificios.


Cuántas veces hemos escuchado que debemos minimizar el uso de la energía, y ciertamente es importante reducir el gasto de la factura de electricidad, pero ¿de qué se trata esto?, ¿debemos disminuir nuestra calidad de vida?. La respuesta a esta última pregunta es no.

Hoy en día, resulta mandatorio disminuir la demanda energética de un edificio. Cabe destacar, que el término disminución en este caso, está asociado al uso de energías tradicionales, es decir energías contaminantes; sin embargo, el norte a seguir, es lograr la autonomía de cada infraestructura, y por ende, producir la energía necesaria para satisfacer las necesidades particulares de la edificación, con la condición que sea “energía renovable”.



Uno de los retos para la Ingeniería ha sido adaptar las edificaciones existentes a las nuevas exigencias ambientales, siendo el campo de la eficiencia energética, uno de los que ha requerido especial atención.


Poseer un edificio eficiente es el objetivo. Para lograrlo, se han implementado las siguientes estrategias:


1. Modificaciones arquitectónicas: La idea es mejorar la ventilación natural. Para esto, se debe analizar las características estructurales y distribución de espacios para proponer áreas funcionales y mejor ventiladas.


2. Instalación de envolventes térmicas: Consiste en colocar paneles de material aislante en las fachadas u otras partes de la edificación, como cubiertas, techos, tabiques; con la finalidad de mantener una temperatura interior confortable, tomando en cuenta las condiciones climáticas específicas del lugar, disminuyendo el uso de energía para aires acondicionados y calefacción, y aprovechando la iluminación natural.


3. Sustitución de equipos: Es conveniente cambiar los artefactos eléctricos y los bombillos por aquellos de menor consumo energético. Asimismo, el sistema de calefacción debería ser sustituido por uno más eficiente, como por ejemplo la aerotermia que extrae la energía del aire, o el uso de calderas que posean un mayor rendimiento.


4. Producción de energía renovable: Cuando las estrategias anteriores no son suficientes debemos incorporar instalaciones que permitan la generación de energía limpia proveniente del sol y aire. Tenemos a disposición los paneles fotovoltaícos, paneles solares y también pequeñas turbinas eólicas.



Reflexión Final


La eficiencia energética se ha convertido en un tema habitual y en una necesidad… sigamos creando conciencia y sumando esfuerzos para generar sistemas energéticos eficientes. ¿Has participado en algún caso donde apliquen estas estrategias?. Esperamos tus comentarios.


Para Cervantes Ciencia: Alexandra Torres, una Ingeniero Civil enamorada del ambiente. En Hive.Blog @xandra79


Referencias
Serrano, P. (s/f). [Artículo en línea]. ¿ Los edificios de consumo casi nulo de energía no son los edificios del futuro?. Recuperado de. Consulta: Marzo, 2022. Imágenes libres de Pixabay 1 2 3




Nuestra cuenta @cervanteshive está bastante activa en la red social de este pajarito. Te invitamos a mantenerte informado sobre nuestra colmena Hive y el mundo de las criptos. ¡Únete y participa!


Pie de página Cervantes.png