Crónicas de lo cotidiano 038: "La falacia de planeación, o porque nunca se cumplen nuestros pronósticos", por bonzopoe

in GEMS3 months ago

image.png
Fuente

Estoy leyendo el libro de Daniel Kahneman "Pensar rápido, pensar despacio", y el más reciente concepto que he leído en él, me causó particular sorpresa, porque fue como si el autor supiera mi situación presente, y lo incluyera para que me diera cuenta del error que estoy cometiendo.

El concepto en cuestión es la falacia de planeación, y hace referencia a lo malos que somos en general para planear. ¿Planear qué? pues prácticamente todo: nuestro tiempo, nuestros gastos, nuestra vida en general. Y esto se debe a nuestra falta de aplicación de lo que Kahneman llama la vista desde afuera. Pero para explicarles que es la vista desde afuera tenemos que empezar por la vista desde adentro.

image.png
Fuente

La vista desde adentro se refiere a nuestra manera personal, y predominante optimista, de planear, solo tomando en cuenta el mejor escenario posible, el escenario perfecto, el ideal, que desafortunadamente casi nunca se presenta. De ahí las cancelaciones de una cena con la pareja porque se nos complicó el trabajo en la oficina, cosa que no contemplamos, o llegar tarde a algún lugar, cuando basamos nuestro tiempo de llegada solo en la distancia sin tomar en cuenta el tráfico de la hora pico, por citar dos ejemplos.

Esta tendencia a no tomar en cuenta imprevistos, y partir solo de un cálculo óptimo, libre de circunstancias ajenas a nuestro control, se da en todos los niveles, y es motivo de verdaderos problemas, ya no solo para las personas, sino para las empresas, e incluso las naciones..

Los costos de la obra pública son un buen ejemplo. Los que concursan por ella suelen meter los presupuestos más ajustados que pueden, con la esperanza de ganar la adjudicación, pero para lograr esos costos mínimos, pero a la vez competitivos, dejan por fuera márgenes de seguridad financiera e imprevistos en general, lo que provoca que una vez aprobado el presupuesto este casi siempre acabe teniendo que ser ajustado al enfrentarse a la dura realidad.

image.png
Fuente

Como seres humanos tenemos esta tendencia natural a ser positivos al hacer nuestros cálculos, y apoyarnos más en nuestras creencias, por lo general poco justificadas, que en los datos fríos, y minimizar y hasta despreciar los riesgos, e incluso ignorarlos por completo, al igual que las estadísticas existentes al respecto, o sea, somos muy dados a ignorar la visión desde afuera.

La visión desde afuera es una visión más realista de las cosas, que toma en cuenta más información, incluidas nuestras propias experiencias. ¿Nunca les pasó que de niños su mamá les decía que ya se pongan a hacer la tarea o no lo iban a acabar, y según ustedes y sus cálculos, podían jugar un poco más, luego hacer la tarea, y hasta les sobraría tiempo? ¿Qué pasaba invariablemente al final en estos casos? Pues que no acabábamos la tarea, y que nuestra madre tenía razón, la visión desde afuera tenía razón. Y a pesar de ello el siguiente fin de semana cometíamos el mismo error. Bien dicen por ahí que el hombre es el único animal que se tropieza dos veces con la misma piedra.

Esta manera de planear y tomar decisiones es una constante en nuestra vida, prueba de ellos son aquellos que a pesar de perder en sus inversiones, siguen haciéndolo, o los que tienes varios divorcios en su haber, dicho esto sin ganas de ofender a quienes puedan estar en estas situaciones.

image.png
Fuente

No es malo equivocarse, lo malo es equivocarse cuando hay datos que te dicen que te estas equivocando (visión desde afuera) y los ignoras siguiendo una corazonada o voz interior (visión desde adentro) que te dice que esta vez las cosas serán diferentes.

En mi caso particular, y la razón por la que escribo este post, suele cometer el error de sobrestimar mis capacidades, y no tomar en cuenta imprevistos, como ahora que estoy calificando tareas de mis alumnos y no consideré las distracciones e imprevistos propios del fin de semana, a pesar de haber experimentado situaciones similares en el pasado en que hice lo mismo con negativos resultados, mismos que seguramente se repetirán en esta ocasión.

Me enteré de los conceptos de Kahneman un poco tarde, ya había planeado desde mi visión desde afuera cuando debí haberlo hecho tomando en cuenta también la visión desde afuera. Que no les pase a ustedes lo mismo, háganle caso a Daniel Kahneman y dejan de planear y tomar decisiones sin tener la información completa, ya verán que les irá mejor, al menos mejor que a mí. Muchas gracias y hasta la próxima.


©bonzopoe, 2021.


imagen.png

Si llegaste hasta acá muchas gracias por leer este publicación y dedicarme un momento de tu tiempo. Hasta la próxima y recuerda que se vale dejar comentarios.


imagen.png

Sort:  

saludos @bonzopoe, muy interesante el tema que tocas en tu post. He oído y leído acerca de una visión parecida, es la perspectiva de analizar el peor escenario o el de preguntarse ¿Qué es lo peor que puede pasar? en función de las respuestas se va planificando el que hacer. Un aspecto que me parece importante tiene que ver con el hecho que a veces uno sabe lo que va pasar partiendo del observar desde afuera pero pareciera que hay algunos elementos que hacen que uno no tome en cuenta las consecuencias. En el ejemplo que pusiste de cuando nuestras madres nos mandaban a hacer las tareas y se repetía en varias ocasiones el que no cumplíamos la tarea porque no nos "alcanzó el tiempo". Pienso que muchas veces era mas gratificante el quedarse jugando o sacrificábamos la realización de la tarea porque carecía de valor motivacional para nosotros. No se si ese aspecto lo aborda el autor Kahneman.
Si comparto la importancia de tener en cuenta cuando podamos estar asumiendo alguna actividad desde una de estas dos visiones y el frenar cuando las consecuencias puedan ser graves.
Me gusto bastante como enfocaste y narraste el tema, excelente amigo...gracias por compartir.

Muchas gracias por la lectura y haberte tomado el tiempo de dejar el comentario. Sobre lo que me preguntas, Kahneman, más que vincular si ignoramos o no la visión desde afuera por el placer que pueda provocarnos realizar la actividad que no deberíamos realizar, en este caso jugar en vez de hacer la tarea, hace referencia a algo más complejo que desarrolla durante todo el libro, y que podemos resumir en que nuestro cerebro es flojo.

Nuestro cerebro necesita poca información para tomar decisiones, y las toma con la información que tiene a la mano, y no siempre tenemos la mejor información a la mano. La visión desde afuera requiere un ejercicio reflexico y de memoria, y la visión desde adentro no siempre, y actúa un poco más como en automático, por eso somos más dados a guiarnos por ella y no practicar tanto la visión desde afuera.

Esto de que el cerebro es "flojo" se explica durante las más de 600 páginas del libro, y no se plantea en un modo despectivo, sino práctico, el cerebro para poder operar tiene que priorizar y hacer muchas cosas en automático (como respirar por ejemplo) y la visión desde adentro tiende a caer mucho en estos pensamiento rápidos y "eficientes" del cerebro. Es un tema complejo pero muy interesante.

Espero no haberte confundido más en le proceso de contestar a tu duda jeje

¡Gracias nuevamente, y saludos desde México!

saludos @bonzopoe, al contrario me aclaras bastante la visión del autor. Efectivamente el cerebro automatiza muchas actividades, por ejemplo, cuando manejamos un vehículo sincrónico, automatizamos los movimientos y somos capaces de saber en que velocidad estamos mientras hablamos con alguien que nos este acompañando, vemos el semáforo, sabemos en que calle estamos, vemos a alguna persona que dio un brinco en la acera, prendemos el radio, todo en modo automático; así funciona nuestra mente.
Pienso que son tantas las cosas que captamos con nuestros sentidos que necesitamos un mecanismo que nos haga "cómodo" o "flojo" el procesamiento de toda esa información.
Entiendo desde el punto de vista del autor, que si la estrategia que usamos es esa visión automática, no analítica, en vez de la visión desde afuera, podríamos tener muchos inconvenientes, como el caso del estudiante que priorizó la visión desde adentro por unos instantes de juego y las consecuencias es que termino aplazado.
Me parece interesante ese abordaje de Kahneman, voy a buscar el libro. Gracias amigo.

Interesante planteamiento, ahora entiendo por qué mis planes nunca se dan como yo los visualizo. Gracias. Saludos.

Que bueno que te haya sido de utilidad mi momento de reflexión al estar leyendo el libro. Muchas gracias por la visita y tomarte el tiempo de dejar un comentario. Saludos!