Sobre el escritor y sus dilemas (a propósito del Día del Escritor)

in Literatos2 months ago (edited)

El 29 de noviembre fue escogido en Venezuela para celebrar el Día del Escritor. En esa fecha en 1781 nació el ilustre intelectual –poeta, filólogo, académico, traductor, diplomático, jurista– Andrés Bello, conocido, entre otros poemas, por su famosa ”Alocución a la Poesía”. Se instituyó esa efeméride en el segundo gobierno de Rómulo Betancourt (1959-1964), en merecido homenaje a tan destacado escritor venezolano, en gran medida, fundacional de nuestra literatura y de la valoración de la lengua española en estas tierras.


image.png
”Pen and Pipe” (1913), de Juan Gris - Fuente - Dominio público


No es mi intención con este post hacer un texto sobre Andrés Bello, sobre quien se han escrito numerosos y enjundiosos trabajos, sino aprovechar la fecha dedicada al escritor para destacar algunas puntuales reflexiones sobre el escritor y la palabra, de tres fundamentales escritores venezolanos del siglo XX: Guillermo Sucre, Eugenio Montejo y Rafael Cadenas.

De Guillermo Sucre, esta frase categórica con la que comienza su ensayo “Las palabras (y la palabra)”:

Lo indudable para el escritor es que la verdadera realidad con que se enfrenta es la realidad del lenguaje.

Reitera y resalta Sucre una reflexión que había estado, sobre todo, en filósofos del lenguaje (v.g. Wittgenstein) o poetas (J. A. Ramos Sucre): la literatura está hecha de palabra, es ella su materia y forma esenciales. Nunca podría lograrse una escritura de calidad si no se atiende al lenguaje.

Nuestro poeta y ensayista Eugenio Montejo, en uno de sus textos ensayísticos, “Fragmentario”, nos dice:


Le livre, de Juan Gris.png
"Le Livre" (1911), de Juan Gris - Fuente - Dominio público


En todas las palabras de un poema ha de leerse siempre su necesidad, vale decir, que una por una deben convencernos de que están allí porque son más necesarias que otras no empleadas (…) La necesidad constituye, pues, la principal brújula del poeta; ahora bien, nada ayuda tanto como la emoción para esclarecer lo que de verdad es necesario.

Frente al acto de la escritura, particularmente la creativa, debemos dejar a un lado, en una interpretación mía de la reflexión de Montejo, la facilidad y comodidad, la palabrería, y ajustar la escritura a una dinámica donde la expresión verbal sea manifestación de la “verdad” propia, sin artilugios.

Y finalmente, nuestro poeta y ensayista, galardonado con el Premio Cervantes 2022, Rafael Cadenas, quien, en su amado poemario Memorial, nos espeta:

La palabra no es el sitio del resplandor, pero insistimos, insistimos, nadie sabe por qué.

¿Cómo y por qué volvemos a la palabra, aun en medio de tanto horror (el filósofo alemán Theodor Adorno había dicho que después de Auschwitz, la poesía ya no era posible)? Sabemos de sus limitaciones, pero nuestro ser está constituido por ella, y a ella no podemos renunciar. Prueba de esto es la poesía que, pese al Holocausto, a Hiroshima y Nagasaki, al Gulag y otros campos de concentración comunistas, a Ruanda -añadiríamos, a Ucrania-, sigue escribiéndose desde la dignidad ética, lejos de la simple palabrería.


Referencias:

Cadenas, Rafael (1986). Memorial (2ª ed.). Caracas: Monte Ávila Editores.
Montejo, Eugenio (1996). El taller blanco. México: Universidad Autónoma Metropolitana.
Sucre, Guillermo (1985). La máscara, la transparencia (2ª ed.). México: Fondo de Cultura Económica.


Vector abstracto 1.jpg


Gracias por su lectura.



Gif diseñado por @equipodelta

colmena (3).gif

Vote la-colmena for witness By @ylich

Sort:  


The rewards earned on this comment will go directly to the people sharing the post on Twitter as long as they are registered with @poshtoken. Sign up at https://hiveposh.com.

Literatos-estatico.jpg

Esta publicación ha recibido el voto de Literatos, la comunidad de literatura en español en Hive y ha sido compartido en el blog de nuestra cuenta.

¿Quieres contribuir a engrandecer este proyecto? ¡Haz clic aquí y entérate cómo!

Concuerdo la primera cita de esta publicación. Escribir es confrontar al lenguaje y buscar en él las palabras que transmitan aquello que deseamos expresar sin descuidar la musicalidad o coherencia del texto. Suena fácil y obvio, pero a veces es una tarea ardua en la que podemos pasar días. Una sola palabra puede dañar un poema entero, cambiar por completo la idea que tenemos de un personaje o expresar una contradicción en medio del ensayo. Hay palabras que se adaptan bien a un estilo y otras que no. Y si hablamos de los tiempos verbales... ¡son tantas cosas que tener en cuenta! Aunque esto no debe verse como un problema, sino como una invitación a profundizar más en la belleza del lenguaje.

Excelente publicación, @josemalavem. Saludos cordiales.

Gracias por tu atenta lectura y tu experimentado comentario, @juniorgomez. Saludos.

Saludos @josemalavem, gracias por compartir esta breve reseña, llena de preceptos importantísimos que se deben internalizar y poner en practica. Ha sido una lectura muy contribuyente.

Gracias, @nachomolina. Si te ha servido para reflexionar acerca de la escritura, puedo estar contento. Saludos.

Loading...

¿Cuáles serían los dilemas del escritor, sabiendo que su materia prima es la palabra? ¿sabiendo que debe conocer, manejar y trabajar el lenguaje, muy diferente a cómo lo hace otro hombre? Pareciera que no debería tener dilemas en este aspecto ¿no? En su Alocución a la poesía, Bello llamaba a la divina poesía a que dejara ya la culta Europa, que su natura rustiquez desama, que abriera el vuelo al mundo que Colón le había ofrecido; esa postura hispanoamericanista del momento ¿puede ser partes de los dilemas? es decir, qué escribo, sobre qué, para qué.
@tipu curate 2

Hola, amigo @jesuspsoto. No pretendí con este post abordar en extensión ese complejo tema que se recoge en el título. Solo quise apuntar, a partir de las reflexiones de estos tres grandes poetas venezolanos, algunos de esos dilemas: la asunción del lenguaje como realidad esencial; la palabra necesaria, eso que Cadenas puntualizaba en su poema "Ars poética" de su poemario Intemperie; el sentido de la escritura y su persistencia. Los que asomas pueden ser otros de esos dilemas. Saludos.