El gato - Sketch tipo monologo

in Templolast year


Fuente

 

Se abre el telón

 

El escenario un camino casi oscuro, apenas iluminado por algunos bombillos colocados en postes, al final del mismo se encuentra una pequeña casa donde hay una camioneta estacionada.

Entra al mismo caminando muy pausadamente y con cara de cansancio, un hombre de mediana edad.

Habla mientras camina.

-Ya este mundo está en las últimas, nadie se preocupa por el mal ajeno, antes cuando tenías un infortunio la gente corría a auxiliarte, ahora solo van a ver si has muerto o estás en mal estado para robarte. Al compadre Miguel le desvalijaron el camión de frutas cuando se volcó y lo dejaron tendido en la carretera.

Yo tengo más de una hora quedado porque se me vació un caucho al carro y cuando voy a cambiarlo me percato que no tengo gato, porque de pendejo se lo presté al vecino hace días y no me lo ha devuelto.

Para colmo de males, no hay señal por acá para el celular para pedir ayuda y los pocos carros que han pasado ni siquiera se han detenido para auxiliarme, bueno mejor así, capaz que lo hacen para robarme.

Se detiene un segundo.

-Llevo caminando casi un kilómetro y al fin veo que hay gente por el lugar, en esa casa veo una camioneta, de seguro tendrá un gato para prestarme.

Reanuda la marcha con cara preocupada.

-¿Y si esa gente piensa que soy un ladrón? Si yo viviera allí lo pensaría. ¿Y si no hay nadie?

Se detiene.

-Mejor me devuelvo.

Camina dos pasos de regreso y se vuelve a detener.

-¿Y si me roban a mí en la carretera? Podrían hasta matarme. Creo que mejor me expongo con esos campesinos, a lo mejor son buena gente. No se puede ser tan pesimista.

Reinicia la marcha hacia la casa.

-Tal vez por acá todavía las personas todavía son como antes y la maldad no ha llegado

Se detiene nuevamente, cuando ya está casi llegando al lugar.

-¿Y si son igual de malas? Podrían asesinarme y nadie lo sabría. (Pone cara de incertidumbre) ¿Y si tienen gato y no me lo quieren prestar? (Va poniendo cara de rabia)Yo no sé qué haría, porque esa camioneta debe tener un buen gato.

Reinicia la caminata un poco más de prisa.

-Sería el colmo que esa gente fuera así, pero no lo dudo que lo sean, la gente es mala y entre más me acerco voy viendo que esa parece una casa de brujas, hace años que no la pintan y la camioneta está sucia, no la lavan, con todo el agua que debe haber acá. Ni se bañarán.

Estoy perdiendo el tiempo, no me van a prestar nada

Camina más rápido y su cara ya está en un punto de rabia extrema

Llega al lugar y le da dos patadas a la puerta mientras grita

-No me presten un carajo, sucias del carrizo, que yo veré como me las arreglo.

Seguidamente da la vuelta y a paso apresurado se devuelve, cuando está ya casi por salir del escenario, un matrimonio de mediana edad abre la puerta con cara de asombro.

El hombre sale del escenario.

 

Cae el telón

Sort:  

Hay muchos de esos en la calle @tipu curate

Literatos-estatico.jpg

Esta publicación ha recibido el voto de Literatos, la comunidad de literatura en español en Hive y ha sido compartido en el blog de nuestra cuenta.

¿Quieres contribuir a engrandecer este proyecto? ¡Haz clic aquí y entérate cómo!