La disculpa

in Templo5 months ago


Fuente

 

Hace tiempo tuve problemas con un joven que estuvo haciendo comentarios desagradables acerca de mi, admito que le agarré una rabia enorme y puede que en ese momento le haya deseado la muerte.

Nos conocimos en bachillerato, aunque ambos nacimos en 1996 yo era de un grado superior. Creo que sus comentarios se iniciaron porque un grupo de unos 5 compañeros de clases, incluía a una chica que había sido su novia, con la que terminó al enterarse que había tenido relaciones sexuales con otro chico.

En fin, sus comentarios hacia mi persona y por razones más delicadas me hicieron hablar con su padre y luego con él, quizás en algún momento él quiso disculparse, pero aún le tenía rabia, casi que le mataba con los ojos y lleno de ira lo ignoré.

En el 2015 me hice cristiano evangélico y ese momento vino a mi mente ese evento del pasado, me avergoncé por mi inmadura actitud así que quise disculparme, no obstante él ya no vivía en ese pueblo y por las redes sociales no lo encontraba pese a mis esfuerzos. Ocasionalmente le pedía a Dios por él y oraba por su vida y por tener la oportunidad de disculparme.

Un viernes de Semana Santa por la noche me dicen que orara por unos jóvenes que habían tenido un terrible accidente en moto, estaban graves y uno de ellos en coma. Era extraño pero algo de mi decía que uno de ellos moriría irremediablemente, por lo que pedí que las personas afectadas recibieran consuelo.

Luego cuando terminó el culto, yendo a mí casa me dicen los nombres, resulta que el que estaba grave era el muchacho con el que me pelee hace años, el que andaba buscando. Aguanté las ganas de llorar, pues no sirvió, quise cambiar la historia de los acontecimientos con la oración pidiendo que se me diera la oportunidad de disculparme por desearle la muerte en aquel entonces, aunque ya no se podía, pues no podría escuchar el reciproco perdón que pensaba darle.

El día lunes, mientras cenaba, uno de mis ojos comenzó a llorar de la nada y sentía que alguien o algo invisible me observaba a pocos pasos frente a mí, mientras que una fuerza extraña se desprendía de mi cuerpo.

Al otro día temprano me enteré que justo a esa hora fue cuando murió aquel joven, pues cuando retorné a la ciudad, una señora le iba comentando a otros vecinos: ¿supieron que el hijastro del maestro murió ayer?, debido a que los padres decidieron desconectarlo pues no presentaba mejoría, porque no estaba reaccionando, había estado en coma y las esperanzas de vida eran nulas.

Lo más perturbador de este relato es que con el tiempo aquel joven aparecía en algunos de mis sueños, me acompañaba o me hablaba sobre algunas situaciones presentes o futuras. Nunca me dejaba hablar del pasado.

Con respecto a ese caso, no tengo mucho que agregar, salvo que a veces en cada sueños él se iba haciendo más joven, incluso en algunos los dos éramos niños de 5 o 6 años, aún cuando no nos conocimos de esa edad.

Digo que mi tristeza lo trajo porque sus apariciones en mis sueños se dieron luego de soñar que yo le desenterraba, en realidad solo abrí una puerta y el salió, recuerdo que le dije: Puedes quedarte si eres el real.

Como cosa extra, puedo decir que pensé que no aparecería más, sin embargo, hace unas semanas vino para despedirse, me abrazó diciendo…

-Ahora déjame ir, algún día hablaremos sobre el pasado.

Desde el fondo de mi corazón lo disculpo, y le pido disculpas por no escucharlo en su momento. Donde quiera que esté su alma descanse en paz.

Sort:  

Buenas. Su post ha sido propuesto para ser votado a lo largo del día por el witness @cervantes. Un saludo