Viva la narrativa

in Templolast year


Fuente

 

Quiero sentirte mío con las caricias de la brisa trayendo las fragancias de los espacios de tu vida, bañarme en tus lagos de fantasía y rielar lunas con la tinta de promesa de los suspiros que tu frente empatiza.

De Alcalá de Henares es la sábana que recoge el estallido de tus pulmones a la vida, nació el sol, el fulgor universal de la literatura, braceando tu Quijote con molinos al viento, dándose con los gigantes de su locura.

Se enamoró de Dulcinea, su bella damisela de elegancia sutil y delicadas formas, mirándole desde lejos, Aldonza que no soportaba sus ruegos.

Perseverante en sus danzas de caballero blanco, diestro en andanzas, jinete de armadura y flor en el pecho, Rocinante su tesoro y arrestos.

Fiel servidor, Sancho; amigo calmo y sensato, siempre al lado del heraldo para atender todos sus cuidados y arreglar los entuertos de la confusión de sus actos.

Gobernador de la Ínsula por la generosidad de la hidalga figura con lanza en la mano.

Polvorientos los pasos de una flaca cabalgadura, refulgor de armadura y una mula sudando una oronda barriga de baja estatura.

Traducidas sus huellas, hojas que el viento tatúa, miles de libros viajando por siempre, ¡viva la narrativa!

Sort:  

Literatos-estatico.jpg

Esta publicación ha recibido el voto de Literatos, la comunidad de literatura en español en Hive y ha sido compartido en el blog de nuestra cuenta.

¿Quieres contribuir a engrandecer este proyecto? ¡Haz clic aquí y entérate cómo!