Nuevo motor híbrido para nanomotores que distribuyan fármacos en nuestro cuerpo

in #spanish5 months ago


Fuente

Normalmente los autores de ciencia ficción y algunos medios sensacionalistas, muestran los nanorrobots como estructuras metálicas con aspecto de naves espaciales al estilo Asimov en "Viaje alucinante".

Pero a poco que lo pensemos nos damos cuenta de que es totalmente imposible, no solo porque sería impensable fabricar es tipo de máquinas con un tamaño de 100 nanómetros (100 millonésimas de milímetro) sino que además han de ser biocompatibles y biodegradables.

Si estas máquinas no son compatibles con nuestro organismo el mismo sistema inmunitario acabaría con ellas igual que si fuesen un virus o cualquier agente patógeno.


Fuente

En realidad estos nanorrobots son dispositivos formados por moléculas que pueden moverse en un medio biológico, convirtiendo energía química en energía cinética o movimiento.

Si tenemos en cuenta que un fluido biológico viscoso como puede ser la sangre, para un dispositivo de ese tamaño es equivalente a hacer navegar un submarino en un mar de mermelada, imaginaros la potencia relativa que han de tener estos nanomotores.

El último desarrollo de un equipo de científicos de la Universidad de Eindhoven, consiste en un motor híbrido formado por una cápsula orgánica hueca que alberga en su interior el combustible que han sintetizado estos científicos y que funciona como propulsor.


Fuente

El propulsor con que están cargadas estas estructuras huecas está formado a base de dióxido de manganeso que, en presencia del peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) reacciona soltando microburbujas de oxígeno que hacen que la estructura se desplace.

Una de las aplicaciones más inmediatas de estos dispositivos es la de administrar fármacos de forma selectiva, conduciendo estos nanorobots hacia el tejido afectado y liberando su carga de medicamentos sobre él.

Y ya puestos a dejar volar la imaginación, podrían reforzar el sistema inmunitario, detectar y destruir el cáncer cuando no son más que un puñado de células sediciosas, quién sabe.

Sort:  

Vaya, cualquiera no hace algo así, estos sí que son brillantes.

Cosas de la nanotecnología.

Que interesante que algo tan simple ejecute trabajos tan complejos.

Sí, la verdad que esto de la nanotecnología es fascinante.

Deberían programarlos para combatir el corona… ;-)