Cuando la Chica Caliente Regresa - Minicuento

in #spanishlast year (edited)

Cuando la Chica Caliente Regresa:

Sueños que se hacen realidad


Su característico olor a lluvia y canela es todo lo que percibían mis sentidos.

Me encuentro a mitad de un solitario pasillo luego de que mis amigos acabaran de confesarme que la chica caliente, que hasta esta mañana existía únicamente en mi mente, realmente existe en esta vida y no es alguien que mi desesperado yo de 8 años creó estando solo y desamparado.

Viva, de carne y hueso. Me repito.

Y el flash de toda mi infancia y sus recuerdos emergieron desde el fondo de mi mente para ser observados desde una nueva perspectiva. Una real. Deslavados y algo confusos. Pero real.



Fuente

Respiro profundamente tratando de calmar mis impulsos y recuperar mi voz.

— ¿Dónde está? — Mi voz sale en un ronco sonido inestable, siento el terror y la ansiedad formándose, no puede volver a desaparecer sin que la haya visto otra vez.

—Oliver, ¿te sientes bien? —Pregunta April.

—¿Dónde está? — Repito.

—No creo que sea buena idea que te lo diga, Oliver, maldición, mírate. Te ves como si fueras a vomitar. —Asegura mirándome detenidamente.

No soy totalmente consciente de lo que hago, solo empiezo a caminar hacia algún lado.

¿Debería buscarla y comprobarlo? Si la veo, quizás, logre convencerme finalmente de que mis sueños no fueron sueños sino recuerdos, pero también está el hecho de que desapareció.

Esto es una gran locura.

Soy vagamente consciente que acabo de llevarme a un pobre chico por el medio.

— ¿Te encuentras bien? —Pregunto, pero realmente no me interesa. El chico, que jamás había visto, me mira casi de la misma forma en la que acaba de hacerlo April, pero este me sonríe graciosamente, parecía estarse divirtiendo.

—Perfectamente. — Responde, capto el acento de su voz y le dedico una breve mirada tratando de buscar en mi cabeza algún historial de su existencia. Pero no obtengo nada.

—Eres nuevo. — Le digo, como si no lo supiera. Él solo me observa.

—Gran observación, Oliver. — Comenta desviando su mirada por encima de mi hombro.

— ¿Cómo sabes mi nombre?

—Todos aquí parecen saber perfectamente quién eres.

—Como digas, la chica con la que vienes, tu compañera, ¿dónde está? — pregunto sin rodeos, casi puedo sentir un tic de mi ojo derecho causado por el nerviosismo y la irritación.

Cálmate.

Él me observa por unos segundos antes de alzar las cejas y recostarse sobre la pared a su izquierda.

— ¿Por qué debería decirte en donde está Vera? ¿de dónde la conoces? —Estaba logrando hacerme perder la paciencia, pues no podía evitar irritarme un poco más al escucharlo llamarla de esa forma. Solo necesito verla. Solo un momento y sabré qué está pasando conmigo.

Me estudia con la mirada unos pocos segundos, está lleno de curiosidad y desconfianza, incluso se atreve a levantar una ceja y volver a perder la mirada por encima de mi hombro antes de responder:

— Verónica lleva parada detrás de ti cerca de unos cinco minutos. — Dice soltando una disonante risa emocionada. Hubiese querido voltearme automáticamente, pero necesité de casi diez segundos poder mirar sobre mi hombro y asegurarme de que era cierto.

Y claro que lo era.


original.gif
Fuente

Había una hermosa chica menuda de cabello rojo carmín que caía descuidadamente sobre sus senos. Y, contra todo pronóstico, pude reconocerla. Sus memorias me azotaron. Lucía exactamente como la soñaba, pero más real e impresionante.

Estaba parada a menos de cinco metros de distancia; su piel, por otro lado, tiene un tono pálido que la hace ver débil y frágil al tacto. Pero sus ojos, los ojos que jamás he logrado dibujar, se encontraban mirándome detenidamente con una dulzura inconfundible; hermosos y grandes ojos cafés.

Ella se acercó hacia mí y sentí cómo la tranquilidad y la felicidad rozaban mi alma. Se veía como esa clase de chica que fácilmente puedes confundir como salvación en vez de destrucción. Y, lo peor, ella sonríe como si lo supiera.

A penas me había dado tiempo a respirar desde que me encontraba delante de ella, tan cerca que con levantar mi mano podría acariciar sus rosadas mejillas.

Estaba aquí; improbablemente, inesperadamente, traumáticamente y hermosamente real. Está aquí, justo aquí, conmigo.

—Hola. — Me dice sonriendo con una voz tormentosamente linda y un acento bastante pronunciado, sonríe de una forma que jamás he visto sonreír a nadie; con una mirada falsa de confusión, se vía tan inocente y engañosa al mismo tiempo, como si fuera una especie de trampa.


tenor (1).gif
Fuente

Carraspeo mi garganta saliendo de mi pequeño momento de ensoñación. Y, aunque mis manos tiemblan y creo que ella es capaz de escuchar a mi corazón a punto de explotar dentro de mi pecho, hago como si esto fuese la situación más común del mundo entre nosotros.

Contengo las ganas de sostenerla entre mis brazos cuando la veo sonreír con autentico gusto, dibujaré esa sonrisa en cuando pueda. Sin embargo, no me dio tiempo a responder cuando decidió arruinar nuestro pequeño momento:

— ¿Vas a quedarte todo el día ahí o te moverás un poco para poder salir?

¿Qué mierda...?


Infinitas gracias por leerme.
Siempre será un placer para mi ser leída por ustedes.
Recuerden darle like y comentar si les gustó.
Hasta pronto.
Besos.


Pierwotnie opublikowano na Un Boulevard de Sueños. Blog na Hive napędzany przez dBlog.

Sort:  

Hola, este post tiene primera parte? Algun lugar donde me expliquen porque la llaman chica caliente? Por su cabello?

Hola amiga, hay en mis publicaciones un minicuento del origen de esta historia; "en algún lugar", aunque el nombre de "chica caliente" no se explica en esta segunda parte ni en la primera. Son fragmentos de una novela que escribí hace años. No he subido los capítulos completos, pero si; la llaman de esa forma por su cabello rojo.

Posted using Partiko Android

Iba a hacerte una pregunta parecida @milyy, pero obtuve la respuesta anticipadamente en tu comentario. No entendía el significado del termino chica caliente. :)