Oscar Wilde / Citario del Cardumen, n°2 / @chretien

in #equipocardumen3 years ago (edited)

Baner del citario n°2.png

Banner del Citario: @adncabrera

Oscar Wilde / Citario del Cardumen, nº 2 / @chretien*

Separadores Citario

Me gusta pensar que en mi mundo interior
existe un pasillo de ladrillos cubiertos de musgo que conduce a una gran biblioteca.
(Fotografía original del autor)


Creo que al principio Dios hizo un mundo para cada hombre en particular, y deberíamos intentar vivir en ese mundo que está en nuestro interior.

Oscar Wilde: Carta a Robert Ross, Cárcel de Su Majestad, Readin,
1 de abril de 1897. (De profundis y otros escritos de la cárcel. Barcelona: DeBolsillo, 2013).

Un 30 de noviembre, como hoy, del año 1900 moría en París Oscar Wilde. He querido aprovechar esta fecha y en este nuestro segundo Citario realizarle un pequeño homenaje. La obra de Wilde está repleta de frases y párrafos valiosísimos para llenar cuadernos enteros de paráfrasis. A cada momento nos sorprende con alguna de sus agudezas. Con alguna vuelta de su ingenio. Con esa mirada que nos permite vestir ese elegante traje de la inteligencia.


Pensar que el misterio nos entrega no lo que queremos sino lo que necesitamos es concluir que nos responde con ironía o con cinismo. ¿Dónde buscar la esperanza? ("Meta y aliento de mi vida presente", la llama Wilde en sus cartas desde la cárcel a pesar de que está ausente en la Balada de la cárcel de Reading). La cita indicada arriba, oración escrita en la cárcel por un hedonista, me llena de esperanza. Me invita a buscar en mi interior esa salida. A recordar la maravillosa etimología de la palabra entusiasmo y a decir, con Wilde, que mi mundo, mi salvación, está en mi interior. En el Dios que llevo dentro. Que creo y me crea.

Nuestro mundo es nuestra cárcel o nuestro palacio. Nuestro barco particular, como el de Max, que nos lleva a un lugar mágico en donde nuestros monstruos nos convierten en su rey.

Separadores Citario

@chretien (Jorge Moreno). Caracas, 1974. Licenciado en Letras, Máster en Promoción de la Lectura y Literatura Infantil, Coach Ontológico, Profesor de Biodanza y Facilitador Experiencial. Además de desempeñarse por más de 20 años como Profesor de Literatura fue formador de docentes en el área de Mediación de la Lectura, Literatura Infantil y Liderazgo. Ocupó cargos directivos en el área de la educación privada en Venezuela. Actualmente reside en Santiago de Chile.

Separadores Citario


Logo Equipo Cardumen 06160.png

@EquipoCardumen
Somos compañeros de viaje
Discord @EquipoCardumen

Sort:  

Un lugar mágico o aterrador.
Me hiciste recordar cuando empezaba la universidad, 27 años atras, y hablabamos pistoladas un grupo de amigos, nos planteabamos preguntas como: ¿Si te dejaran encerrado en algún sitio, que sitio preferirías? A lo que un amigo respondía, "en el Siciliano" (aquella famosa licorería de la Av Perimetral), otros querian quedarse encerrado en el CADA (aquel famoso y super surtido supermercado de la Av Gran Mariscal); ¿yo? Yo queria que me encerraran en el kiosko El Indio :)
En aquellos tiempos ese kiosko estaba más surtido que la Biblioteca Pública.
Creo que la reflexión que nos regalas es más que válida en estas horas aciagas. Si todos nos reconciliamos con nuestro mundo interno podríamos tener una idea más clara del mundo externo donde queremos vivir.

Buen recuerdo @hlezama! Cuando estaba en la universidad siempre tuve el plan fallido de pasar la noche escondido en la biblioteca curioseando... Esos miedos pendejos que tiene uno no me dejaron concretar el plan. De acuerdo con lo que planteas: Hoy antes que ser espejo nos toca ser lámpara: Iluminar con nuestra belleza las dureza del mundo que vivimos.

Hermoso homenaje! Hasta ahora, lo poco que sé de Wilde me ha fascinado. Era un gran filósofo y un maravilloso escritor. Saludos, Jorge <3

PD: Amo tus fotografías.

Agradecido por tu visita y comentario Elena!

¡Me encata tu texto, me encanta Wilde, me encanta tu foto!
Hermoso texto, esperanzador.

Gracias @adncabrera! Las cartas de Wilde de este período son muy esperanzadoras... Contrastan curiosamente con el poema! Un abrazo!