El fuego de la vida (cuento original)

in #hive-13387224 days ago (edited)

Saludos a todos
Este cuento fue originalmente escrito es inglés en respuesta al reto de ficción de #TheInkWell. Partió de las palabras rostros e incendio


Source

IMG_20200402_095033.jpg

Incluso la anatomía de un río quedó al descubierto. No muy lejos
río abajo había un canal seco donde el río había corrido una vez,
y parte del camino para llegar a conocer una cosa es a través de su muerte.
Pero hace años yo conocí el río cuando fluía a través de este canal ahora seco,
de modo que pude animar sus restos pedregosos con las aguas de la memoria

Norman Maclean El río de la vida (título original: A River Runs Through it.

El fuego de la vida


Pablo había sido maldecido con memoria fotográfica. Nunca olvidaba una cara, evento o detalle de ningún tipo. Incluso podía reconstruir recuerdos detallados solo con exponerse a una textura, olor, sabor o sonido. Su cerebro era un servidor que transmitía e interconectaba todo lo que había experimentado, todo a la vez. Incluso con la limitada experiencia de diez años de vida, era abrumador. Eso probablemente explicaba su comportamiento hipercinético y sus graciosos movimientos espasmódicos. Él también tartamudeaba. Su cerebro producía palabras más rápido de lo que su aparato vocal podía pronunciarlas.

Este regalo casandrano hacía que Pablo no fuera muy popular entre sus compañeros, quienes generalmente se sentían avergonzados por su asombrosa capacidad de reproducir anécdotas pasadas con los más mínimos detalles. Todos acuerdaron que Pablo solo estaba inventando cosas. No importaba cuán precisos eran los recuerdos de Pablo, él era un mentiroso a los ojos de la mayoría. Una ira ardiente corría por su sistema fijando cada rostro que se reía de él. En algún momento, Pablo comenzó a cuestionar sus recuerdos y se preguntaba si los otros tenían razón. Probablemente solo tenía una imaginación salvaje. Pudo haber terminado convenciéndose de eso, si no hubiera sido por una visita de un funcionario del gobierno que su padre recibió una vez.

Power House Creatives Logos FINAL.png

Había escuchado historias sobre cierto chico al que una vez su padre le había pedido que lo esperara a la entrada del mercado del pueblo. Cuando su padre regresó, en broma le dijo al niño que esperaba que no lo hubiera matado el aburrimiento. El chico le aseguró que nunca había estado tan entretenido. Relató el número exacto de personas que habían visitado el mercado local durante las 5 horas que pasó sentado. Cuando se le preguntó al azar, pudo decir a qué hora habían llegado y cuánto tiempo se habían quedado; qué llevaban puesto y qué cosas habían comprado. Más sorprendente aún, podía recordar cada conversación que había escuchado.

El padre de Pablo confirmó la historia, pero inmediatamente le aseguró al funcionario que su hijo nunca diría una palabra que pudiera faltarle el respeto al gobierno. El funcionario asintió condescendientemente y les aseguró que el niño no estaba en problemas. Por el contrario, había sido convocado por el propio líder supremo. Su don sería de gran utilidad y su familia generosamente recompensada.

Así, Pablo apareció ante el líder supremo y fue puesto a prueba. Se le preguntó si podía recordar algo de cualquiera de los mensajes semanales que se leían en la plaza pública cerca de su comuna, y a los que cada miembro debía asistir. Pablo le preguntó respetuosamente por el año. Solo había vivido 10 años e incluso pensó que tenía recuerdos de las voces que escuchó desde el vientre de su madre y de algunas conversaciones que las personas a su alrededor habían tenido sobre edictos y anuncios anteriores a su concepción, pero era posible que no pudiera proporcionar detalles de cada mensaje.

El líder supremo sonrió con su incómoda sonrisa y le pidió que recordara el primer anuncio de marzo, siete años atrás. Pablo bajó la cabeza como muestra de respeto y miró a su padre en busca de aprobación. Su padre asintió y el niño le contó al líder todos los detalles de ese triste anuncio. Esa fue la fecha en que murió el padre del líder supremo, o al menos la fecha en que se anunció (Pablo había escuchado a personas que chismoseaban que la muerte del líder anterior había sucedido meses antes). Enumeró los rituales de luto anunciados que tenían que ser cumplidos por todos los miembros de la comuna y las sanciones por su incumplimiento. También le recordó al líder las promesas que hizo en ese anuncio con respecto a la continuación de los proyectos de su padre y la realización de otros nuevos (el líder tuvo que pedirle a uno de sus secretarios que verificara la información en sus registros).

Todo era correcto hasta el más mínimo detalle. El líder, entonces, le preguntó a Pablo si recordaba quién había leído esa proclama. Pablo miró a su alrededor y señaló a un hombre gordo en el fondo de la habitación. El líder supremo estaba especialmente sorprendido considerando que el hombre había cambiado considerablemente en los últimos siete años. Había engordado unos 50 kilos y ahora llevaba una espesa barba y bigote.

¿Cómo lo haces?, preguntó. Solo recuerdo cosas, respondió Pablo. ¿Alguna vez has olvidado un rostro?, preguntó el líder. Ojalá pudiera, respondió Pablo. No podía olvidar rostros, ni voces, ni nada. Ese fue su don y su maldición.

Cada rostro y cada voz que tuvo que identificar asociados con rumores de conspiración perseguirían a Pablo a través del resplandor de cada lágrima que derramó mientras contemplaba el fuego salvaje resultante de la pira que el líder supremo encendió en el bosque circundante. Ya Pablo no era la única persona que no podía olvidar..

Source

IMG_20200402_095033.jpg

Muchas gracias por tu lectura

Si te gusta la ficción, no dejes de visitar el blog de @nancibriti. Ahí encontrarás historias para todos los gustos.

Hive logo.gif

PHC-Footer-05.gif

Sort:  

Este post ha sido propuesto para ser votado por el equipo de curación de Cervantes.

Gratamente complacido con su visita, @don.quijote
Gracias!

Primero, gracias por tu publicidad, @hlezama! ;) Segundo, creo que necesitamos muchos como Pablo. Lo primero que hacen los gobiernos arbitrarios es borrar todo aquello que los haga enfrentarse a sus promesas y la memoria es un arma de mucho calibre. Hacerse los locos es la nueva forma de amnesia, algunos la llaman la conveniencia de perder la memoria. Saludos, amigo!

Así es, @nancibriti
Memoria selectiva. Se ha apelado también a una virtud quasi espiritual según la cual no se debe aferrar uno al pasado; hay que pasar la página y perdonar, de modo que venga la reconstrucción, etc. En la vida personal, eso pudiera tener sentido. En política y economía ese tipo de virtuosidad se paga caro. Si no se recuerda y se somete a los culpables, no se corregirá nada y se repetiran los mismos errores, incluso con los mismo actores.
Memoria y justicia debería ser el lema.

Este post fue compartido en el canal #spanish-curation de la comunidad de curación Curation Collective y obtuvo upvote y reblog por la cuenta de la comunidad @c2-spanish después de su curación manual.
This post was shared in the #spanish-curation channel in the Curation Collective Discord community for curators, and upvoted and reblogged by the @c2-spanish community account after manual review.
@c-squared runs a community witness. Please consider using one of your witness votes on us here

Gracias, @c-squared por el apoyo


Colmena-Curie.jpg

¡Felicidades! Esta publicación obtuvo upvote y fue compartido por @la-colmena, un proyecto de Curación Manual para la comunidad hispana de Hive que cuenta con el respaldo de @curie.

Si te gusta el trabajo que hacemos, te invitamos a darle tu voto a este comentario y a votar como testigo por Curie.

Si quieres saber más sobre nuestro proyecto, acompáñanos en Discord: La Colmena.


Muchas gracias, @la-colmena, por el apoyo recibido

Loading...

Twitter post: