El arte de negociar.

in Freewriters6 months ago



Fuente

En todo ambiente de interacción social se hace necesario saber llegar a acuerdos para lograr un beneficio superior. Toda asociación de personas relacionadas por elementos con común, amerita saber negociar en diferentes momentos o de acuerdo a las situaciones que se presenten.

Sin embargo, según se mire, llegar a acuerdos o lograr negociaciones efectivas donde los intereses personales se hagan a un lado por un bien mayor; parece estar en discordancia con la naturaleza humana de "obtener el poder con todos los beneficios que éste trae consigo"; dejando así que afloren las bajas pasiones y egoísmos, generando un pequeño conflicto, una gran crisis.

Y es que las grandes crisis humanas vienen como consecuencia de la negación a aclarar malos entendidos a escuchar a las partes aliadas de manera objetiva y de comprender que las grandes empresas se logran uniendo ideas, unas a otras, como engranajes que juntos componen un mecanismo. Jamás una sola pieza logrará lo mismo que unida a las demás que cumplen igual objetivo.




Fuente

El arte de negociar requiere de la capacidad de escuchar a los otros, acallando nuestra propia voz insistentemente quiere responder. Poder comprender lo que sucede y tomar conciencia de todas las posibles soluciones; pero principalmente requiere de la extraordinaria capacidad de dejar a un lado los egoísmos y beneficio personal, pars así poder aceptar la mejor decisión para todos los involucrados y principalmente para los afectados.

Negociar no es ceder (ni otorgar) cuotas de poder o espacios vitales a unos y a otros , no es garantizarle una posición a alguien cuando la crisis pase; esa acciones agudizan el problema y llevan al caos. Negociar, realmente, es llegar a acuerdos que permitan elevarse por encima de la situación que afecta; es saber reconocer (de manera objetiva) quién puede y quién no ; es apostar al triunfo de todos, porque sí se apuesta al fracaso se debe tener en cuenta que nadie está (ni es) inmune a sus consecuencias y represalias.

Negociar es un arte, y como todo arte, para poder ser practicado se debe tener desapego al control, al poder por el poder mismo y contar con la disposición necesaria para aceptar que: negociar no se trata de "sacrificios" hechos a través del tiempo, sino el haber utilizado la diplomacia y comunicación efectiva ante la situación cuando nadie más lo intentó, porque se entendió el beneficio es común y porque se comprendió que por medio de la intransigencia no se logran acuerdo, avances ni soluciones.

El arte de las negociaciones se basa en dominar otro arte la diplomacia, así como el diálogo objetivo, el entendimiento, el buen uso de la palabra, pero principalmente se trata de llegar a convenios con tus aliados para poder ser una fuerza homogénea y firme capaz de enfrentar, solucionar y superar la crisis.

Si bien negociar también se trata de no subestimar, del mismo modo es saber qué le corresponde hacer a cada quien.